Necrológicas
  • Elba del Carmen Selim Antimán
  • Carlos Dante Vera Montiel

Feliz, agradecida y orgullosa de que su tercer hijo sea un porvenireño neto

Por La Prensa Austral jueves 14 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
205
Visitas

La paciente estuvo a punto de ser derivada al Hospital Clínico, pero el que haya iniciado su trabajo de parto obligó a ser atendida de urgencia en la sala de partos del centro asistencial fueguino.

Feliz por haber dado a luz a su hijo en Porvenir, por estar tan bien a 24 horas del alumbramiento, tanto la guagua como ella misma y por las atenciones recibidas en el centro asistencial, se mostró la joven madre Javiera Moya Garrido, quien tuvo su bebé por parto natural en el Hospital Marco Chamorro Iglesias pasadas las 13 horas del martes. Este fue el primer niño nacido en el nuevo edificio del plantel, donde no se registraba un parto desde la cesárea de urgencia atendida en el invierno de 2017, en el antiguo inmueble.

“Fue una experiencia bonita, como muy ‘flash’, repentina, ya que yo tenía que ir a Punta Arenas el lunes, en la barcaza que cruza a las 2 de la tarde, pero se adelantó todo, fue muy rápido” comentó esta oriunda de Valparaíso, que vive hace 4 años en la capital fueguina. Y es que la fecha de parto estaba prevista recién para el 22 del presente mes y no para 10 días antes.

“El equipo del hospital estuvo muy preocupado, pese al dolor me entregaron mucho apoyo emocional, estoy feliz de que haya nacido acá en Porvenir y sea un porvenireño neto, estoy súper agradecida por todo”, señaló Javiera. Ella trabaja en el Frigorífico Patagonia (aunque desde ahora se dedicará al cuidado de su retoño, como mandata la ley) y es madre de dos niñas, por lo que éste es su primer varoncito, que llevará por nombre Luciano Sánchez Moya.

Matrona del parto

La matrona Bárbara Neira Jorquera, quien dirigió el equipo médico que atendió a Javiera pasado el mediodía del martes, supervisado por la ginecóloga Javiera Román -quien llegó desde el Hospital Clínico de Magallanes en una doble aeroevacuación del Samu-, indicó que la usuaria llegó con contracciones e inicio del trabajo de parto. Por ello, como es el protocolo de red del servicio, se inició la gestión del traslado que -sin embargo- se descartó, dada la condición de salud de la paciente.

Así, se decidió subirla a la sala de parto, donde todo el procedimiento se dio en excelentes condiciones, congratulando al equipo del nosocomio, desde los médicos y matronas a las enfermeras, tens, técnicos y personal de mantención. El parto fue normal, el bebé pesó 3,400 kilos al nacer y midió 48,5 centímetros. Un porvenireño neto y nato, que marcó historia al ser el primer nacido por parto natural en años, el último desde 2017 y el primero del nuevo hospital.