Necrológicas
  • Francisca Javiera Puchi Nahuelquín
  • Ana Delia del Carmen Paredes Aguila
  • Blanca Guillermina Chiguay Cheuquepil
  • Sergio “Monito” Cárdenas Barría
  • Germán Estay Silva
Luego de 13 meses de protagonizar accidente en el canal Kirke

Ferry Amadeo I fue hundido en el Pacífico

Por La Prensa Austral martes 22 de septiembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
3.890
Visitas

El Servicio de Preservación del Medio Ambiente Acuático y Combate a la Contaminación, resolvió otorgar un permiso excepcional de hundimiento.

El ferry Amadeo I fue retirado finalmente del canal Kirke, sector donde zozobró hace 13 meses, para ser hundido a más de 70 kilómetros de la isla Diego de Almagro -al noroeste de Puerto Natales- quedando los restos náufragos a una profundad de 2.700 metros en el océano Pacífico.

La Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (Directemar), sobre la base de los informes de inspección realizados por la Comisión Local de Inspección de Naves, como del informe del Servicio de Preservación del Medio Ambiente Acuático y Combate a la Contaminación, resolvió otorgar el permiso excepcional de hundimiento de los restos náufragos.

Con lo anterior, ayer en la madrugada la autoridad marítima dio por culminado el proceso marítimo relacionado con la varada de la motonave Amadeo I, cuyos restos náufragos permanecían hace más de un año en el canal Kirke.

La decisión de hundirlo surgió luego de “un exhaustivo análisis de los daños sufridos por la nave, que quedaron al descubierto después de su reflotamiento, por lo que fue declarada ‘pérdida total constructiva’ por la compañía aseguradora”, destacó la gobernación marítima en un comunicado de prensa.

En el mismo comunicado se dio cuenta que los daños en el casco “no permitían su traslado seguro hacia un puerto de desguace por el peligro que significaba su remolque. Por otro lado, se descartó la opción de desmantelar la estructura del mencionado transbordador en el canal Kirke debido al serio impacto ambiental que generaría la intervención por un largo período de tiempo, en un lugar de geografía y condiciones meteorológicas extremas”.

La versión oficial de la Armada culmina señalando que “la supervisión de la autoridad marítima contempló el cumplimiento previo de estrictas medidas de seguridad y protección del medio ambiente acuático, esenciales para el logro de esta operación marítima, la que se realizó sin contratiempos y de acuerdo a lo planificado”.

Larga espera

El transbordador Amadeo I, fue construido en 1976, con una capacidad para transportar 4.500 toneladas de carga y un máximo de 52 pasajeros. El 18 de agosto de 2014 trasladaba 17 pasajeros a bordo (10 transportistas y 7 personas que se dirigían a Puerto Edén) y los 28 tripulantes y 594 metros lineales de carga en sus bodegas, donde se encontraban 207 vacunos.

Ese día, a las 7,05 horas, la nave zarpó desde Puerto Natales con rumbo a Puerto Montt. A las 9 horas, aproximadamente, cuando cruzaba el canal Kirke, chocó a estribor contra la costa, sufriendo daños de consideración en su casco. Los daños cubrieron aproximadamente un 30 por ciento del costado derecho de la nave, con grietas y abolladuras de 8 a 11 metros.

De inmediato la nave se inclinó al ingresar una gran masa de agua a sus bodegas. El capitán, en una acertada maniobra, se dirigió hacia la caleta Aguada de la isla Diego Portales, donde varó la nave, quedando inclinada la nave en 70º a 50 kilómetros al suroeste de Puerto Natales.

En el auxilio de los pasajeros y tripulación llegó la lancha motor Ayohara y posteriormente la lancha Arcángel de la Armada que los evacuó hacia Puerto Natales.

Tras el accidente se instalaron barreras de contención destinadas a controlar posibles derrames de combustibles. A fines de ese mes se rescataron los primeros 50 vacunos sobrevivientes, que se encontraban en la isla Diego de Almagro.

Indemnizaciones

El 22 de octubre se realizó el pago de indemnizaciones a los transportistas por parte de la aseguradora. En total fueron 17 pasajeros y 44 propietarios de los equipos que recibieron el pago de sus pérdidas. La cifra involucrada en los perjuicios ascendió a los 2 millones 100 mil dólares.

Tras un estudio, el 29 de octubre de 2014  finalizaron los trabajos de extracción de las 120 toneladas de Ifo-180 (mezcla de combustibles destilados y residuales) y los 89 metros cúbicos de petróleo diésel desde los estanques de la motonave.

La empresa a cargo de los trabajos, Resolve Marine Group, trasladó desde distintas partes del mundo un moderno equipamiento integrado por  los remolcadores de alta mar Quetro, Resolve Earl, Aguila III y Resolve Commander y las plataformas (artefactos navales)  RMG-280, Marmac 302.

En el lugar se contó con plantas desalinizadoras de agua de mar; planta de tratamiento de aguas servidas; cámara hiperbárica; cámara de sumersión; cámaras submarinas, entre otras. Una dotación de 60 a 70 trabajadores y profesionales de 17 países distintos apoyó las maniobras de rescate del barco.

Las plataformas navales se ubicaron a un costado de la nave siniestrada; se instalaron los 28 puntos de anclaje tanto en la costa como en el fondo marino; se instalaron los sistemas de cáncamo, los roletes y cadenas que se traspasaron por ambas bandas y por debajo de la nave (quilla y costado de estribor). Lo anterior con la finalidad de adrizar (enderezar) la nave de 132,5 metros de largo y 19 metros de ancho y levantar su popa, lo que se logró el pasado viernes 26 de junio de este año.

Desde ese momento los trabajos estuvieron orientados a retirar la carga (camiones y rampas) que fue transportada hacia Puerto Bories y a limpiar su interior de restos de aceites y desechos.

El miércoles 9 de septiembre culminaron los trabajos de recuperación y limpieza del derrame ocurrido a raíz del accidente por parte de la empresa Litoral. Mientras tanto, en forma paralela, se decidía en Valparaíso el destino final de los restos de la nave que fue comprada, en su momento, por Navimag por un monto aproximado a los 7 millones de dólares (4 mil 18 millones de pesos).