Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Fiscal Oliver Rammsy: “Tenemos una cantidad y un aumento considerable de delitos en los jóvenes”

Por R Martinez domingo 13 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
274
Visitas

Pese a que el defensor penal público nacional, Andrés Mahnke, enfatizó tajantemente la semana pasada que no ha habido un alza en ilícitos de Responsabilidad Penal Adolescente registrando sólo un 5% en la región, el representante del Ministerio Público recalcó que esa cifra no se adapta a la realidad local en lo que va del año.

La semana pasada, en su visita a Magallanes, el defensor penal público nacional Andrés Mahnke Malschafsky, fue consultado respecto a si la delincuencia juvenil había aumentado en la región más austral de Chile, interrogante que descartó tajantemente, argumentando que solamente existía un 5% de incidencia en la participación de los adolescentes en ilícitos, cifra que aseveró ser menor a la tendencia nacional, que alcanzaba el 7.8%

Sin embargo, el fiscal de causas penales adolescentes, Oliver Rammsy Dickinson, cuestionó que este porcentaje no se adapta a la realidad regional, asumiendo que ha habido una escalada en delitos cometidos por los jóvenes, tesis que se fundamenta con las últimas cifras entregadas por el Ministerio Público respecto de un alza en los casos ingresados con respecto al primer semestre del periodo del año pasado versus la primera mitad del año 2017.

A junio de 2016 fueron ingresados 162 casos, mientras que al sexto mes de este año, se consignaron 184 casos, es decir, un aumento en un 13.5%

“Las cifras que leyó la señora Gustava (Aguilar) en su cuenta pública son de 2016, y dicen que estaríamos en el 5% entendiendo que el total del universo aquí en Punta Arenas sería eso, pero esas cifras no hay que interpretarlas así. Aquí en Magallanes, estamos sobre ese porcentaje en lo que va del año. Nosotros tenemos una cantidad y un aumento considerable de delitos en los jóvenes. Es cosa que vea la cantidad de causas que yo tengo en Responsabilidad Penal Adolescente (RPA), las que están y no están judicializadas, las que están en investigación, los fallos y las suspensiones que hemos tenido en RPA, y no es un 5%, por lo que creo que esa cifra no corresponde a la realidad de la región. Yo respeto mucho a la señora Gustava y sé que son sus cifras, pero el porcentaje que están aplicando para la realidad que somos 130 mil habitantes aproximadamente, no corresponde”, replicó el persecutor.

Asimismo, complementó que “ese 5% hay que entenderlo e interpretarlo a nuestra realidad y comparativamente, si nosotros vemos la cantidad de jóvenes que están en estos momentos en un proceso penal versus otra ciudad un poco más grande, es bastante mayor”.

Por otra parte, Rammsy aseguró que esta tendencia siempre ha ido al alza, sincerándose que en todo el tiempo que lleva a cargo de dichas causas, “la realidad es que nunca he visto un descenso”.

Reincidencia

“Hay un tema que es súper importante que es la reiteración, donde vemos muchachos que tienen cuatro o cinco causas, y se van repitiendo los mismos nombres, yo podría mencionar seis o siete apodos de jóvenes que siempre se repiten, donde algunos inclusive están fuera de la ciudad cumpliendo penas en otro lado”, deslindó igualmente el representante del Ministerio Público.

Bajo este tenor, reafirmó la postura de que “no hay que mirar este tema de una forma casi paternalista”, indicando que hoy existen en la región los lugares adecuados para que el adolescente cumpla una sanción penal idónea y acorde al delito cometido, puntualizando que las penas que generalmente se solicitan al Tribunal, son “demonizadas” por la sociedad.

“Los jóvenes tienen que responsabilizarse, en un sistema de responsabilidades, criterios y parámetros para entender por qué son sancionados, y también la sanción tiene que ser la más idónea, y las que propone la defensa no siempre son las más idóneas. Nosotros apuntamos a que el tema de la penalidad entre los jóvenes no es el mismo al de los adultos, no hay que demonizarlo como se suele hacer, porque está regulado y el código legislador se encargó de hacer un sistema que fuera diferenciado, que vuelvan al sistema regular de educación, que puedan aprender un oficio. Pero el tema de la internación provisoria es demonizado como si fuera una cárcel y quedan prácticamente en una catacumba, pero eso no es así”, sentenció.