Necrológicas
Relato de un testigo ajeno a los familiares habría sido clave para aclarar el hecho de sangre

Fiscalía imputó responsabilidad de homicidio a sólo uno de los involucrados en riña familiar

Por La Prensa Austral jueves 4 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
444
Visitas

En tanto, Ariel Perkic Almonacid aseguró que su tía habría sido quien originó
la reyerta, apuñalándolo por la espalda. Pese a ello, fue enviado a la cárcel.

Un plazo de 75 días fijó el Juzgado de Garantía para investigar el homicidio de Héctor Alvarez Almonacid, poblador de 33 años de edad, ultimado el domingo con una puñalada en el pecho en medio de una riña familiar. Sobre el complejo caso policial, ayer el fiscal Fernando Dobson, formalizó sólo a uno de los dos detenidos por el hecho, sindicando a Ariel Perkic Almonacid como el autor de la herida que cobró la vida de la víctima.

Diversas fueron las diligencias que debieron realizarse para lograr desenmarañar la serie de versiones contrapuestas que habían en torno al hecho de sangre, sin embargo, primordial fue la declaración que prestó un tercero, ajeno a la familia involucrada, quien habría estado presente en los minutos previos al ataque mortal, entregando antecedentes de cómo se habría iniciado el violento episodio.

Origen de la gresca

Así lo dio a conocer durante la audiencia de formalización el fiscal Dobson, quien detalló ante el juez Pablo Miño, que la gresca habría comenzado a raíz de una discusión originada por un problema de índole familiar, detonado por la venta de una casa heredada. El entredicho se habría vuelto más crítico con el paso de los minutos, derivando a un enfrentamiento a golpes de puños entre Perkic y los hermanos Héctor y José Luis Alvarez Almonacid, terminando dicha pelea a “mano limpia” en una gresca con cuchillos en el patio de la casa, encontrándose en la escena del crimen tres armas blancas.

Cabe recordar que Perkic y José Luis Alvarez fueron detenidos el domingo por su presunta participación en la muerte de Héctor, ampliándose su detención hasta ayer, para que se recogieran pormenores de lo ocurrido, antecedentes que habrían llevado a la Fiscalía a no imputar, por ahora, cargos en contra del hermano sobreviviente, quien recuperó la libertad apenas se inició la audiencia.

Dobson expuso que el propio Perkic prestó declaración sobre los hechos, asegurando que efectivamente se produjo un pugilato entre él y sus primos, pero a sólo a golpes, asegurando que habría sido la mamá de ellos, Edith Almonacid Guerrero, la que lo habría atacado por la espalda con un cuchillo, cuestión que no fue ratificada por los otros testimonios, aunque sí consta en la atención médica del imputado.

Hasta el momento prevalece que el imputado habría atacado a la víctima mortal con un cuchillo, a golpes a su primo José Luis, y empujado a su tía contra unas latas, sufriendo ella cortes de mediana gravedad en el rostro.

En definitiva, pese a que todavía existen diversas versiones de lo ocurrido, lo cierto es que el Ministerio Público estima, hasta este punto, que Perkic habría sido quien atacó mortalmente a la víctima, y en base al cúmulo de antecedentes que ha recogido, ha pedido la prisión preventiva del imputado, al considerar que su libertad constituye un peligro para la sociedad.

Dicha solicitud, pese a ser rebatida por el defensor José Miguel Navarrete, fue acogida por el magistrado Miño, quien dio orden de ingreso al pabellón de imputado a Perkic, quien a su haber, ya cuenta con una condena por homicidio, cuando era menor de edad.

Diligencias pendientes

Tras la audiencia, el fiscal jefe señaló que aún resta un sinnúmero de diligencias que lleven a esclarecer la real participación de cada una de las seis personas que estaban reunidas en la casa de la población Nuevo Horizonte cuando ocurrieron los hechos, pero que todo lo indagado hasta ahora, apunta a Perkic como autor material del homicidio simple, más allá de las circunstancias o motivaciones que haya tenido. Concluyó señalando que el delito de homicidio simple tiene asociada una pena que parte en 10 años y un día de cárcel.