Necrológicas
  • María "Mila" Muñoz Gómez
  • Herminda del Carmen Contreras García
  • Belarmino Segundo Burgos Vásquez

Francisco Alarcón Navarro, candidato a diputado del Partido Comunista: “No me siento el más débil de la lista, me siento en igualdad de condiciones”

Por La Prensa Austral domingo 22 de octubre del 2017

Compartir esta noticia
234
Visitas

Por tercera vez, se presenta a una elección de votación popular y, si bien reconoce que no ha obtenido buenos resultados, asegura que se anima a intentarlo de nuevo “por el compromiso que tiene con el mundo del trabajo”.

Constanza Poblete R.

cpoblete@laprensaaustral.cl

A sus 53 años y con más de 40 años de militancia en el Partido Comunista, Francisco Alarcón Navarro, más conocido como “Pancho”, por tercera vez enfrentará una elección por votación popular. Primero, participó como candidato a concejal, luego a consejero regional y ahora quiere ser diputado.

A menos de un mes de la elección parlamentaria, Alarcón continúa haciendo campaña y es que asegura que su compromiso es con la fuerza laboral y el mundo sindical. De hecho, siempre se le ha visto ligado a esos frentes.

Alarcón reconoce que tiene una vida marcada por lo que es su familia, su padre, sobre todo, del mismo nombre, y por todo lo que le tocó vivir en la década de los ’70.

“El exilio nos permitió conocer otras realidades y, sin duda, eso también jugó un papel importante en lo que significa darle continuidad a este proceso de querer cambiar o transformar la sociedad. En ese sentido, mi compromiso está vigente, está vivo, no es una carga, sino una responsabilidad a la que nosotros debemos dar continuidad a ese trabajo político, pero también poniendo en el centro al ser humano, a las y los trabajadores”.

– ¿A cuántas elecciones se ha presentado y qué lo anima a intentar acceder a un cargo de representación popular?

– “Esta es la tercera vez que me presento, fui candidato a concejal, a consejero regional y ahora a diputado. La verdad es que es un compromiso que hemos hecho desde el mundo del trabajo, de la organización sindical y también desde la Central Unitaria de Trabajadores, de haber jugado algún papel en su momento, sobre todo, en la rearticulación del movimiento sindical a partir del año 2004, y del convencimiento de que podemos hacer política de otra manera, incorporando las demandas de las grandes mayorías”.

– ¿Cuáles son las propuestas que tiene en caso de llegar al Congreso?

– “Hemos conocido de primera fuente que nuestra región no solamente existen leyes de excepción que han beneficiado por larga data, yo diría, sobre todo al gran empresariado, y que eso tiene un costo para el Estado chileno que bordea los 126 mil millones de pesos al año, es decir, casi tres Fondos Nacionales de Desarrollo Regional que utiliza actualmente el gobierno regional, eso no ha significado y no ha tenido un impacto para mejorar las condiciones de trabajo ni de remuneración y creemos que esa exigencia que puede ser instalada a través de las licitaciones que hace el Estado deben ser motivo de ley. Aquí se planteó el desafío en este gobierno de haber hecho una revisión de estos instrumentos y de incorporar este planteamiento de los trabajadores y creemos que eso es factible. Así como hoy día el sector público, que tiene un reconocimiento a través del derecho a zona, y el empresariado lo tiene a través de las leyes de excepción, creemos que en justicia a los 82 mil trabajadores que tiene actualmente la fuerza laboral de Magallanes perfectamente puede ser beneficiada de alguna manera instalando la exigencia al empleador.

“Creemos que hay elementos importantes sobre todo en la ley de pesca, en el sentido de generar algunas modificaciones a esa ley que en definitiva ha beneficiado al gran empresariado y asumimos allí un compromiso con los sindicatos de la pesca artesanal.

“También hemos asumido un compromiso e incorporado a nuestra plataforma el tema energético, de la producción de gas.

“Por último, lo relacionado con lo que plantea la candidatura presidencial de Alejandro Guillier, la cual nosotros respaldamos, relacionado con avanzar en la generación de un nuevo sistema previsional de pensiones que en nuestra región afecta a un grupo importante de jubilados y pensionados, sobre todo, por lo bajo de los montos de pensiones que tienen. Las administradoras de fondos de pensiones son una estafa para los trabajadores”.

– Considerando que la lista de la Nueva Mayoría es una de las más fuertes, ¿se siente usted el más débil de esos cuatro candidatos?

– “Yo diría que la verdad es que esta lista tiene la particularidad que la mayoría de los candidatos tienen una gran llegada, hay una experiencia importante de Vladimiro Mimica, Domingo Rubilar y Karim Bianchi en procesos anteriores, pero no me siento el más débil, me siento en igualdad de condiciones. Más allá de las últimas cifras electorales que yo he tenido, soy conciente que sólo he pasado los mil votos, pero creo que este proceso eleccionario se da en condiciones también interesantes. Primero, se eligen tres parlamentarios; segundo, tenemos una gran cantidad de nombres circulando y yo diría que eso le hace bien a la democracia. Aquí no podemos quedarnos pegados en el sistema binominal, ahora se abre la posibilidad al sistema al colectivo, la sumatoria de la lista, y nosotros tanto del Partido Comunista como de la labor sindical vamos a ser un aporte importante a la lista”.

– ¿Cómo ha observado la crítica de la DC a la incorporación del PC en el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet?

– “La DC es un partido que está viviendo una crisis interna bastante profunda, donde obviamente se da cuenta de la existencia de actores que están por mantener un sistema estatus quo, de la creación de la famosa ‘cocina de los Zaldívar’, donde, incluso, estaba incorporada la senadora y actual candidata presidencial Carolina Goic. Son los sectores más neoliberales que no están disponibles para avanzar en este proceso de Reformas que se comprometió al país. Creo que fueron el punto de inflexión o de quiebre en alguna medida en el Parlamento a la hora de legislar. Pienso que la construcción de lo que fue esta coalición política que fue la Nueva Mayoría sin duda se sintió o se enfrentó a la política de consensos que había desarrollado la Concertación los años anteriores, política que obviamente provocó y profundizó las desigualdades en nuestro país.

“La DC está en tela de juicio a propósito de esta situación y, obviamente, está en campaña para mostrarse más de centro derecha o de derecha, ese es el objetivo hoy por hoy de criticar o dar cuenta un poco de su anticomunismo que tienen como DC”.    

– ¿Es tan efectivo que el PC tiene tan ‘capturada’  a la Presidenta, como dice la DC?

– “¡Imposible! Nosotros solamente tenemos dos ministros que no juegan un rol en el equipo político del gobierno, por lo tanto, la incidencia de nuestros ministros no va a provocar ni ha provocado quiebres o grandes diferencias. Creo que es el momento en donde se están haciendo definiciones y que esto está relacionado, por lo menos de mi punto de vista, en un reordenamiento de la fuerza política en nuestro país”.

– ¿Le parece lógico el camino propio que adoptó la DC en desmedro del candidato común que tiene la NM?

– “Es parte de la crisis o la de la manifestación de esa crisis de recuperar un electorado perdido en estos 30 años, esa actitud responde a eso. Creo que equivocaron el camino y eso, sin duda, esta situación de llegar a la primera vuelta, va a contribuir a que en algún momento la DC va a tener que hacer una definición respecto a qué camino va a seguir después de”.

– Como militante comunista, ¿qué mea culpa hace de que la derecha esté a punto de volver a gobernar el país?

– “Más que un mea culpa, sí hemos visto que la instalación de los gobiernos regionales ha dado cuenta de falta de abstención y de preocupación en el terreno de la ciudadanía. Los gobiernos regionales debieron jugar un papel mucho más activo, sobre todo, en nuestra región donde el nivel de inversión no sólo a través de FNDR sino del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas ha dado cuenta de tener aquí un grado de empleabilidad interesante. Por lo tanto, lo que siento es que el compromiso político de todas las autoridades en nuestra región ha sido débil desde el punto de vista de dar cuenta de lo que se ha hecho en nuestra región.

“Nosotros, como PC, tenemos una seremi de Educación que ha jugado un papel interesante en su vinculación con todos aquellos organismos e instituciones como escuelas y liceos, ha habido un trabajo de marcar presencia, de estar permanentemente sobre los temas de educación y de la contingencia también. Pero, si hay que hacer una autocrítica, creo que es el poco ejercicio de la labor política sobre todo en terreno. Creo que ese es un aspecto relevante. No debemos olvidar el ejercicio de avanzar en un debate de generar una nueva Constitución, ahí sentí una ausencia, porque si queremos hacer cambios que signifiquen en este caso marcar diferencia con lo que hemos tenido en nuestro país, y con las diferencias que se dan con la derecha política, era un momento importante para hacerlo con la ciudadanía”.

– Usted hizo un sentido homenaje a su padre en el lanzamiento de su campaña. ¿Cree que en la región se ha hecho justicia con quienes sufrieron violaciones a los Derechos Humanos?

– “Yo creo que ha faltado que exista una política mucho más integral en relación a lo que fueron las violaciones a los Derechos Humanos en nuestro país, a partir de lo que fue el Golpe de Estado, porque en ese momento se generó una política de estado de represión, donde se torturó, se desapareció, se asesinó y se exilió entonces hay un alto costo que se pagó por esas familias.

“Ha faltado la generación de una política más integral y que, incluso, yo diría que este concepto de esta reparación, que no puede ser planteado desde el punto de vista de un criterio económico. Cuando hablamos de una política mucho más integral, me refiero a que se reconozcan los hechos, a las personas, que se entregue mayor información y educación en los liceos, en las escuelas, ya que no se da cuenta de ese periodo de la historia de nuestro país.

“La reparación de pasarte 100 millones de pesos no es la solución. La solución es que haya una política de Estado que incorpore a estas personas y que las destaque, se diga lo hicieron y lo que ellos vivieron”.