Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Fue condenado por intentar asesinar a su cuñado

Por La Prensa Austral martes 12 de enero del 2016

Compartir esta noticia
1.983
Visitas

Unánime fue el fallo que ayer condenó a Yonathan Haro Oyarzo, autor de homicidio frustrado, luego que el fiscal regional, Eugenio Campos, lograra acreditar la participación del acusado en la agresión con arma blanca que consumó contra su cuñado, cuando se trenzaron en una riña al interior del departamento del acusado. Los jueces del Tribunal Oral en lo Penal darán a conocer el próximo 15 de enero si acogen o no la pena de cinco años de cárcel que está pidiendo la Fiscalía.

“Me apuñaló un pulmón, después le quité el cuchillo, pero ya estaba tan mal que no pude hacer nada más que tratar de escapar (…) cuando me perseguía me decía que me iba a matar”, fueron parte de las palabras que entregó durante su declaración el afectado, A.A.L.R., al revivir lo ocurrido el 22 de julio del año pasado.

De acuerdo a la acusación presentada por Campos, los hechos ocurrieron cuando el afectado se encontraba en uno de los departamentos ubicados en Avenida Santa Juana, en la población Archipiélago de Chiloé, junto a su familia. Hasta allí llegó el acusado, hermano de su conviviente, quien lo hizo acompañado de su pareja.

Primero, comenzó a molestar a los residentes con actitudes violentas al interior del departamento, golpeando las paredes del inmueble, dirigiéndose luego a su dormitorio donde subió el volumen de la radio, motivo por el que el afectado se dirigió al cuarto del imputado para increparlo, iniciándose un forcejeo entre ambos, lo que fue alertado por los demás presentes, quienes acudieron para separarlos.

En ese instante, Haro Oyarzún tomó un cuchillo y le dio una estocada violenta en el pecho al afectado, logrando éste sujetar el cuchillo por la parte filosa, jalando con fuerza el cuchillo el acusado, hiriendo las manos de la víctima, para luego, huir sin darle ayuda al herido.

Debido a la gravedad de las lesiones, la víctima debió ser ingresado de urgencia al Hospital Clínico, y de acuerdo a los antecedentes médicos, de no haber recibido ayuda, habría muerto. Además, sufrió lesiones en su mano que lo dejaron con inmovilidad permanente, hechos que para la Fiscalía, claramente revelaron una intención criminal de parte del condenado.