Necrológicas
  • Alejandro Jorge Plastic Barría

General de Carabineros sorprendido por el nivel de violencia de los manifestantes

Por La Prensa Austral domingo 2 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

La verdad es que la violencia que se vivió nadie esperaba que fuera tan grave, dijo muy sorprendido el jefe zonal de Carabineros, general Patricio Figueroa, después de lo ocurrido el viernes en la noche.

Todo partió antes de las 23 horas, con un grupo de personas que se reunió frente al asta de la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero y que posteriormente se instalaron en calle Bories esquina Waldo Seguel, con la sola intención de atacar al personal policial.

“Lamentamos los niveles de violencia”, comentó el oficial, accionar que partió en las cercanías del edificio de la Prefectura, “donde el personal fue atacado en forma persistente y bastante grave. Tuvimos lanzamiento de fierros, bombas molotov y trataron de incendiarnos algunos vehículos, una violencia que no es normal acá en Magallanes”.

“Pudimos evitar varios saqueos e intentos de incendio, pero lamentablemente no el de Colón con Bories, donde los individuos cortaron la luz mediante ‘cadenazos’ para imposibilitar el accionar policial”.

Rechazo a la violencia

“Un llamado a todos a rechazar la violencia, porque nadie quiere que esto pase, menos en Magallanes. Sabemos que esto va a repercutir en la comunidad. Lamentablemente mucha gente va a quedar sin trabajo. Como Carabineros hacemos un llamado a cuidar la ciudad, estos grupos hay que aislarlos y decirle a los jóvenes que tengan cuidado al participar en estas marchas”.

Advirtió el general de que “no vamos a claudicar en nuestra misión constitucional, de garantizar y mantener el orden público con todos los recursos que tenemos”.

Alcadesa

La alcaldesa subrogante de Punta Arenas, Elena Blackwood, lamentó lo sucedido en una noche de “descontrol desmedido”.

Los daños en el centro de la ciudad son cuantiosos. Personal del Departamento de Operaciones apoyó toda la madrugada retirando escombros y haciendo limpieza, sobre todo en Colón con Bories.

Lo mismo en las barricadas que se armaron, en Maipú con Armando Sanhueza, el sector del Instituto Don Bosco, donde arrancaron los mástiles del establecimiento.

Mucha señalética destruida, lo que se suma a los 250 millones de pesos que van en reparaciones.

De las 20 cámaras de seguridad instaladas a un alto costo, ya hay seis que están fuera de servicio por acción vandálica, “lo que lamentamos profundamente porque era una herramienta que permitía obtener material de respaldo para la las policías. Es un daño considerable”.