Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Gerente general de Navimag, César Barrera: “Comprar un segundo buque o poner otra frecuencia son decisiones que no se toman de un día para otro”

Por La Prensa Austral miércoles 1 de julio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.177
Visitas

“Nuestros seguros han contratado las compañías con mayor experiencia. Hoy es Resolve, la misma que reflotó los restos del (Crucero) Costa Concordia, por lo tanto tenemos absoluta tranquilidad de que a nivel mundial, no hay nadie más que lo pueda hacer con esa calidad. Hay un avance por sobre lo esperado en la carta Gantt así que esperamos que dentro de poco sea superado el tema del naufragio”, planteó muy satisfecho el gerente general de Navimag, César Barrera, luego de que este viernes  alrededor de la medianoche se adrizó el navío Amadeo I, varado y escorado hace más de 10 meses en caleta Aguada, en la isla Diego Portales, 50 kilómetros al suroeste de Puerto Natales.

No obstante lo positivo de la noticia, ha de considerarse que el buque está dado en pérdida total, por lo que no volverá a navegar. De ahí la importancia para Navimag, de adquirir un nuevo buque, pero Barrera insiste que el tema no es fácil. Las alternativas de ferry más afines se encontrarían en Europa, Canadá y Australia, mientras que el monto a invertir es relativo. “Cada uno tiene un mérito y ahí uno tiene que sensibilizar entre la inversión y el costo de operación. De todas maneras, ninguno cuesta menos de US$8 millones a US$10 millones. Y tiene que ser uno mixto (carga y pasajeros) porque al no tener subsidio, debe ser una ruta comercial y para rentabilizar una inversión de este tipo hay que apuntar a todo. Ahora, las complicaciones de la ruta, están en la infraestructura; a Natales uno no puede ir con un buque de más de 150 metros de eslora y 23 metros de manga”, recalcó.

Servicios

En cuanto a la normalidad en los servicios de conectividad, por parte de Navimag, especialmente entre la provincia de Ultima Esperanza y Puerto Montt, Barrera puntualizó que “la región ha crecido un 9% en carga y las alternativas de ingreso son a través del ferry, Argentina o por contenedores. Y obviamente cuando tienes una oferta limitada y tus clientes necesitan más capacidad, cuesta. Evidentemente tiendo a pensar que la región tiene que seguir creciendo y la infraestructura siempre va a quedar chica”.

Dado este crecimiento, el gerente general de la naviera sostiene que en la medida que aumente la demanda de servicios “uno puede comprar un buque más grande, con las limitaciones que tenga el paso por los canales y, llegado un punto en que no se pueda crecer, vamos a tener que poner una segunda frecuencia. Aquí la preocupación existe y cuando hay un peak, todos se vuelcan contra Navimag, pero comprar un segundo buque o poner una segunda frecuencia son decisiones que no se toman de un día para otro”, refrendó.