Necrológicas

Guardia aparece vinculado a robos en la seremi de Salud

Por La Prensa Austral jueves 2 de julio del 2015

Compartir esta noticia
1.634
Visitas

Como Javier Alvarez Riquelme, de 30 años, fue identificado el guardia de seguridad que en la tarde del martes fue detenido por la PDI por su vinculación a un robo que afectó a la secretaría regional ministerial de Salud, en el edificio Bioclimático, de Avenida Bulnes y Capitán Guillermos. En su poder, ese día, se recuperó un aparato telefónico que reconoció haber sustraído desde dichas instalaciones, por lo que fue formalizado por el delito de robo ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas. No obstante, ayer, como resultado de nuevas diligencias policiales, se logró recuperar otros equipos que vinculan al trabajador con otros tres robos, todos en el mismo recinto.

De acuerdo a los antecedentes expuestos por la fiscal Alejandra Guevara en la audiencia judicial, en el marco de una investigación de la PDI, se revisaron los videos de las cámaras de vigilancia que funcionan en la seremi. Las imágenes permitieron revelar cómo el guardia ingresaba a algunas dependencias del edificio recurriendo a la técnica del escalamiento.

Basado en esta valiosa información, los policías entrevistaron a Alvarez Riquelme, quien reconoció su participación en el hecho, siendo detenido en el acto, luego de que entregara un teléfono que había sido denunciado como robado. Este procedimiento policial, fue duramente objetado durante la audiencia por el defensor José Miguel Navarrete, quien solicitó que se declarara ilegal la detención, al haberse vulnerado pasos procesales, como haber informado al fiscal de turno de las diligencias; criterio que fue compartido por la jueza Paula Stange, quien acogió dicha solicitud.

Pese a lo anterior, el procedimiento judicial continuó su desarrollo, formalizándose investigación contra el imputado, como presunto autor de robo en lugar no habitado, fijándose un plazo de 30 días para la investigación del Ministerio Público, tras lo cual el detenido recuperó su libertad.

Generalmente, ahí concluye una de estas etapas procesales. Empero, como resultado de diversas diligencias a cargo de la brigada especializada, surgieron elementos que vinculaban a este sujeto a otros dos delitos, por lo que se entrevistó a su cónyuge, quien reveló el lugar donde permanecían ocultas otras especies robadas.

Tres computadores, igual cantidad de modems y teléfonos celulares, fueron recuperados por la policía civil, todos de propiedad de la autoridad sanitaria. Además se le tomó una nueva declaración al imputado y a su cónyuge, reconociendo el primero su participación en los robos.

Sin perjuicio de lo anterior, se están indagando los lugares anteriores donde Alvarez desempeñó labores, debido a que habrían indicios de que pudo haber perpetrado otros delitos. En su extracto de filiación figura una condena por robo con violencia (asalto).

El imputado y su pareja, luego de ser interrogados, y por instrucción del fiscal de turno, fueron puestos en libertad, quedando a la espera de citación.