Necrológicas
  • Héctor Mayorga Vargas
  • María Luzmira Huichamán Ojeda
  • Rodolfo Dulansky Vergara

Habla marido de paciente postrada que denunció a médico: «Esto no se lo doy a nadie. Te quedas con el corazón destrozado»

Por La Prensa Austral jueves 13 de junio del 2019

Compartir esta noticia
7.890
Visitas

La Fiscalía de Punta Arenas abrió una investigación por la denuncia de una mujer enferma de cáncer en contra del médico oncólogo Manuel Alvarez Zenteno, a quien responsabiliza de presuntos actos indecorosos durante una visita domiciliaria.
Alvarez, ex director del Centro del Cáncer de Clínica Las Condes, es el facultativo que está siendo investigado en Santiago por un presunto abuso sexual a fines de diciembre de 2017.
En enero de este año este médico fue formalizado en el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago por el delito de “abuso sexual”.
Las circunstancias del hecho serían similares a la denuncia conocida en las últimas horas en Punta Arenas.
Una enfermera habría presenciado al facultativo en “conductas impropias” con una paciente de 60 años, en una de las habitaciones de la clínica.
Jorge Bofill, abogado del médico, negó los hechos, tildándolos de “inverosímiles”.
Este caso está en plena investigación, aún no lo cierra la Fiscalía. Es más, se conoció que la Fiscalía Oriente habría solicitado una ampliación de plazo, porque habrían surgido otras denuncias.

Caso de Punta Arenas

Pero en las últimas horas la atención se centró en Punta Arenas, a partir de la información que publicó ayer La Prensa Austral dando cuenta de una nueva denuncia en contra del especialista magallánico, por actos indecorosos cometidos presuntamente con una mujer que padece un cáncer en etapa 4.
Alvarez respondió el teléfono, pero ante nuestra identificación dijo que se contactaría más tarde, por encontrarse ocupado en su consulta, en la capital.
La respuesta vino después, en forma muy escueta, por parte de Jorge Bofill, abogado defensor del médico:
“No tenemos antecedentes de la denuncia. No conocemos el caso, y es a lo menos sospechoso que aparezca una denuncia cuando el Dr. Alvarez ganó ayer (martes) un juicio laboral por despido injustificado de Clínica Las Condes”.

Fiscalía indaga

Apenas se conoció la revelación de la mujer, que se la hizo a la sicóloga que la visita dentro del programa Paciente Postrado del Poli del Dolor, se contactaron con Carabineros y apenas los policías comunicaron esto al fiscal de turno, la instrucción fue entregar el procedimiento a la Brigada de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones.
A partir de esto se abrió una investigación, donde lo primero que hizo la PDI fue tomar una declaración a la mujer.

Un dolor que le parte el alma

La Prensa Austral se contactó con el marido de la víctima, quien entregó detalles de lo sucedido a su esposa, bajo la salvedad de que nos reservemos su identidad.
Le cuesta hablar porque aún no entiende cómo un hombre, llamado a apoyar la resquebrajada salud de un paciente, pueda hacer lo que hizo. “Realmente me parte el alma”.
Hace un año que su esposa, de 49 años, padece un cáncer a la vesícula etapa 4. Con mucho esfuerzo económico la llevó a Santiago, donde la operaron y aplicaron nuevas técnicas de tratamiento.
Luego, en Punta Arenas, pasó a engrosar la lista de pacientes de la Unidad Alivio del Dolor por Cáncer y Cuidados Paliativos del Hospital Clínico de Magallanes, donde reciben asistencia integral otorgada por un equipo multiprofesional (químico farmacéutico, enfermera y sicólogo).
En tales circunstancias, el pasado sábado 18 de mayo el oncólogo se hizo presente en el domicilio del matrimonio.
“Yo lo fui a buscar ese día al hospital en mi auto. Lo traje a mi casa y una vez en el dormitorio me pidió que saliera. Tomé esto como un procedimiento normal porque uno no va a desconfiar del médico. Estuvo un rato con mi señora, a puertas cerradas, y de ahí lo fui a dejar de vuelta al hospital”.
Posterior a la visita médica dice que empezó a notar muy extraña a su esposa. Fueron pasando los días y la situación se mantenía igual. Esto lo complicaba, al igual que a la hija del matrimonio.

Denuncia

Pero fue recién este martes que se vino a saber el fondo del asunto.
“Ese día llegó a la casa la sicóloga del equipo y se puso a conversar en el dormitorio con mi mujer. Ahí le contó lo que tan angustiada la tenía. Cuando la sicóloga me contó se me partió el alma. Me desplomé y lloré. Esto no se lo doy a nadie. Te quedas con el corazón destrozado porque no puedes entender que el médico se aproveche de las circunstancias en que está un paciente”, lamentó el marido.
La sicóloga se contactó con Carabineros y a partir de ese momento partieron las indagaciones.
El marido solo espera que esto se aclare y que la justicia haga lo suyo.