Necrológicas
  • Gloria Mabel Montiel Garay
  • Luis Patricio Núñez Vera
  • Sergio Omar Mansilla Soto
  • osé Antonio Oyarzún Andrade
  • José Antonio Oyarzún Andrade

“Hay que tener políticas públicas de educación sexual integral que comiencen desde temprana edad”

Por La Prensa Austral lunes 31 de diciembre del 2018

Compartir esta noticia
59
Visitas

Más del 40% de la población gay usa el preservativo de manera intermitente. Es parte de las conclusiones que arrojó la primera encuesta del comportamiento de hombres que tienen sexo con hombres. Este estudio busca ser la base para el desarrollo de prácticas sexuales seguras para prevenir el VIH

Sobre este tema el dirigente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, dijo que desde hace más de un año vienen trabajando en la construcción de un área de VIH, que se encarga de la prevención y del apoyo a quienes viven con el mal. “Nos dimos cuenta que había una alta prevalencia en jóvenes homosexuales que llegaban a la oficina a pedir apoyo y orientación, y que se trataba de un problema creciente y teníamos que tener información respecto de las prácticas sexuales de los jóvenes entre 15 y 29 años y por eso se realizó esta encuesta que abarcó a más de 1.200 personas”, manifestó.

Y, los resultados fueron dramáticos: el 40% usa el condón de manera intermitente y la edad de iniciación sexual de la población masculina gay es cada vez más temprana. “Nos dimos cuenta que hay un enorme déficit del lugar de donde los chicos sacan información para tener prácticas sexuales seguras. Eso refuerza la necesidad de tener políticas públicas de educación sexual integral que comiencen desde temprana edad”, complementó.

Jiménez sostiene que hay una baja percepción de riesgo debido a que el tratamiento ha hecho que sea una enfermedad crónica por lo que se perdió el temor, permitiendo que el virus continúe expandiéndose. Con estos estudios buscan afinar la estrategia para incidir en las prácticas sexuales seguras.

Entre otros puntos, se abordó la necesidad de generar un protocolo que regule el uso de la pastillas PrEP (profilaxis pre-exposición) que el Estado entregará desde 2019 en Chile para prevenir el virus. Estas pueden reducir en más de un 90% la posibilidad el adquirir el virus durante las prácticas sexuales si se toma diariamente. Por ello, debe existir un protocolo que oriente a las personas sobre sus reales efectos y las anime a privilegiar prácticas sexuales seguras, pues no es la idea que la pastilla provoque un relajo.