Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre

Hospital Clínico deberá pagar más de $6 millones por despido arbitrario de profesional

Por La Prensa Austral domingo 9 de julio del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.451
Visitas

Por violación de Derechos Fundamentales, la Corte de Apelaciones de Punta Arenas condenó al Hospital Clínico de Magallanes al pago de una indemnización reparatoria de $ 6.600.000 una demanda de tutela laboral interpuesta a favor de la enfermera Valeria Igarzábal Abello por la separación arbitraria de su trabajo el 3 de marzo de 2016. Tras conocerse este fallo la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss) solicitó la instrucción de un sumario administrativo para establecer responsabilidades en los hechos que desencadenaron este juicio.
Durante su paso por Magallanes, el vicepresidente y coordinador de la Fenpruss, Dino Rossinelli, reconoció que ésta fue una situación que impactó al interior del gremio señalando que “las autoridades (del 2016), la dirección del Hospital Clínico y la Unidad de Recursos Humanos no obraron bien, concursaron el puesto de trabajo de una persona que estuvo por cuatro años trabajando con ellos y con la experiencia laboral que ello conlleva. Era vulneración de derechos fundamentales que no podemos permitir porque hay políticas de igualdad de oportunidades que resguardan a las funcionarias en el trabajo, además hay instrucciones no sólo de Contraloría sino que también del Ministerio de Salud respecto de que las causales por las cuales se desvincula a un funcionario deben ser muy claras”.
El dirigente nacional sostuvo que como Fenpruss están conformes de este fallo porque se hace justicia a la profesional, sin embargo, perseguirán las responsabilidades administrativas que correspondan. “En forma permanente vemos como hay responsabilidades de funcionarios, que ante el menor descuido son sancionados y en caso tan grave en que son las propias autoridades hospitalarias quienes no han atendido los derechos de los trabajadores finalmente queda en nada. Es por esto que vamos a solicitar un sumario administrativo que establezca claramente las responsabilidades para prevenir que situaciones como estas se vuelvan a repetir”, dijo el dirigente.
Despido arbitrario
El presidente regional de la Fenpruss, Claudio Barrientos Goic, recordó que esta situación que afectó a una enfermera, que fue despedida abruptamente luego de trabajar por cuatro años en el Hospital Clínico de Magallanes.
Explicó que el despido, que se produjo el 3 de marzo del 2016, se debió a un llamado concurso interno para su puesto de trabajo, pero a pesar de ser un llamado interno del Hospital Clínico quedó una enfermera de afuera. “La enfermera afectada, Valeria Igarzábal Abello, reclamó y entonces la llamó la enfermera jefe del Cuidado, actual subdirectora de enfermería, Karen Antiquera y el psicólogo laboral Cristopher Maldonado y la despidieron. Esto quedó reflejado en la sentencia de la corte de apelaciones”, comentó el dirigente magallánico.
Tras el despido, el gremio explicó que se buscó alcanzar una solución, pero a pesar de las gestiones para reincorporarla, no se llegó a un acuerdo debiendo interponer una demanda por tutela laboral por vulneración de derechos fundamentales, que es un procedimiento inédito. “En el proceso logramos que le dieran suplencias, luego se abrió un nuevo concurso en el que la enfermera ganó y pudo volver a su lugar de trabajo por buena ley, lo que le dio legitimidad a su cargo y luego ganó el juicio”, comentó.
Finalmente destacaron la entereza que tuvo la profesional afectada para enfrentar esta situación, ya que logró recientemente ganar el concurso interno de enfermera en el mismo CR de Anestesia y Pabellones, donde laboraba anteriormente a su despido, habiendo sido contratada por sus propios méritos en concurso interno a contar del 1 de febrero de 2017.
El fallo
El fallo de la Corte de Apelaciones elaborado el 8 de junio pasado sentencia que se acoge la demanda y se decide declarar que el despido fue vulneratorio de derechos y garantías fundamentales. En segundo término condenar al hospital a pagar como indemnización del artículo 489 del Código del Trabajo, $6.600.000. Tercero, ordenó el reajuste de la cantidad de dinero antedicha, conforme al alza del costo de la vida determinado por el Indice de Precios del Consumidor a partir de la fecha de este fallo. Finalmente, se condenó en costas a la demandada.
“Es claro que fue discriminada, ya que se puso término a sus servicios de una forma anticipada y anómala, lo uno, porque había continuado prestando servicios sin que hasta entonces se definiera que sólo sería por tres días en la vacante de Lucía Vásquez Varela -tanto así que se la sacó de su rutina de manera intempestiva- y lo otro puesto que no se siguió ninguno de los procedimientos previstos para poner fin a una suplencia, por una razón que no fue la de ineficiencia en su desempeño, que había sido objeto de anotación de mérito recientemente y que, durante años lograba los parámetros del servicio como expresa el médico y consta de su prueba sobre anotación de mérito”, dice el fallo de la Corte de Apelaciones.