Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera

Hospital Clínico está obligado a contratar un bodegaje externo por $8 millones mensuales

Por La Prensa Austral viernes 6 de julio del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
256
Visitas

Incorporar a los trabajadores en la evaluación y proceso de normalización de la infraestructura hospitalaria demandó Carmen Leiva Montiel, presidenta de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud, Fenpruss Magallanes. Reconoció la falta de espacios en el Hospital Clínico y compartió la necesidad de dotar a los servicios como Otorrino y Cardiología de mayor capacidad e infraestructura, esto a través de la normalización, ya que quedaron sin los espacios y la implementación necesaria que establecía el proyecto original.

Según planteó Leiva, los lugares de almacenamiento de insumos y medicamentos no se consideraron en el proyecto original, necesidad básica para cualquier centro asistencial, toda vez que su correcto almacenaje permite consiguientemente una mejor distribución y respuesta en tiempo y oportunidad. Debido a esto, señaló, el hospital está obligado a contratar un sistema de bodegaje externo, con un costo de 8 millones de pesos mensuales. A pesar de ello, apuntó, es común ver que se utilizan patios de luz y pasillos como medios de almacenamiento, transgrediendo todas las normas de seguridad de insumos y poniendo en riesgo la salud de la población.

A juicio de la dirigenta, un factor adicional e importante lo constituye la apertura de la carrera de Medicina en la Universidad de Magallanes, que requiere de lugares para que los alumnos de los últimos años hagan su internado. Sin embargo, actualmente no existe la posibilidad de hacerlo y menos en condiciones que se garantice el debido procedimiento y vaya acorde a la dignidad de los pacientes.

Como ocurre con centros de salud antiguos o que en su planificación fue mal proyectada, aparecen los servicios clínicos y de apoyo al diagnóstico que presentan diversos problemas en el trabajo diario para ejecutar la tarea al limitarse su capacidad de respuesta. Un ejemplo de aquello, es la del angiógrafo que ya cumplió su vida útil y que juntos a otros están muy pronto a finalizar definitivamente su capacidad. Es por ello, que se requiere a la brevedad su reposición para continuar la tarea y evitar así la formación de listas de espera.

En su opinión, área importantísima dentro del centro hospitalario la constituye el servicio de Banco de Sangre, unidad referente de la Región de Magallanes y sostén absoluto de todo cuanto procedimiento de rehabilitación de salud es menester ejecutar.

Al respecto acusó que en la actualidad esta sensible unidad de medicina transfusional, adolece de la infraestructura adecuada y recursos humanos suficientes, lo que impide francamente abarcar una mayor atención y continuar con un flujo lógico para la atención del donante que garantice el suministro del vital elemento.