Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica

Hospital no cerrará la puerta a los indigentes ni los echará a la calle mientras éstos mantengan una conducta adecuada

Por La Prensa Austral miércoles 12 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
99
Visitas

El frío y la humedad que se han dejado sentir en las calles de Punta Arenas y la seguridad que ofrece el Hospital Clínico ante la necesidad de cobijo, han llevado a personas en situación de calle a preferir este espacio para pernoctar.

Frente a este fenómeno social, que La Prensa Austral recogió en su edición del lunes 10 de septiembre, con la publicación de una fotografía donde se apreciaba a cuatro hombres durmiendo en los pasillos del principal centro de salud de la ciudad, Lorena Andrade, trabajadora social y jefa del Departamento de Participación Ciudadana del Hospital Clínico, reconoció que no es una situación desconocida en la región, pues de manera frecuente las personas de calle pernoctan en el centro asistencial, por ser una institución pública que funciona las 24 horas.

“Nosotros los acogemos a pesar de que existe un trabajo coordinado con el Ministerio de Desarrollo Social para establecer las derivaciones necesarias. Y, como Hospital Clínico no podemos cerrarle las puertas”, complementó.

Cada vez que advierten a una persona que decide capear el frío en esta época, no pueden prever qué comportamiento tendrá dentro del hospital, más allá del rechazo que esto pueda generar entre los usuarios, debido a las condiciones de higiene o por la ingesta alcohólica, que en ocasiones presentan quienes pernoctan en los pasillos.

La profesional indicó que son las propias personas en situación de calle quienes tratan de tener un comportamiento que no genere un roce con los usuarios que llegan por atención a la Unidad de Urgencia. “Sabemos de la discusión que se ha generado, con opiniones divididas, pero como hospital no les vamos a cerrar la puerta, ni los vamos a echar a la calle mientras mantengan una conducta adecuada”, subrayó.

Para la presidenta de las Damas de Celeste, Inés Vidal, frente a casos de vulnerabilidad o en situación de calle se entregan ayudas tanto desde las organizaciones de voluntariados como de quienes conforman la Ruta Calle. Sin embargo, advierte que es necesario generar alternativas que permitan dar respuestas en el largo plazo. Tampoco hay residencias y hogares para adultos mayores. El Eleam está sobrepasado, así que tampoco hay dónde derivarlos.

En la actualidad, trabajan con alrededor de 13 personas internadas, que no tienen apoyos, están solas y en situaciones precarias, con pensiones que bordean los 75 mil pesos.