Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Imputado por crimen de “Venus Rap”: “Han perdido tiempo buscando pruebas en mi contra, mientras el autor sigue libre”

Por La Prensa Austral martes 26 de julio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
386
Visitas

“Yo no estoy para comentar declaraciones de imputados, pero la defensa no ha pedido diligencias, y esta era la oportunidad (…) evidentemente, en la medida que hayan indicios, pueden seguir haciéndose indagaciones en relación a otras personas”, afirmó ayer tajantemente el fiscal Felipe Aguirre, quien conduce la investigación por el asesinato de Ana María Arancibia Palma, conocida como “Venus Rap”, hecho de sangre acaecido en octubre del año pasado. Este lunes, por más de una hora, el único imputado en la causa, Edgar Ortega Silva, prestó por primera vez declaración judicial.
Ortega figura como autor del delito de homicidio tras ser detenido 20 días después del ataque con arma blanca sufrido por la joven cantante en las inmediaciones del puente de Avenida Eduardo Frei. Una suma de contradicciones habrían llevado a la PDI y al fiscal a considerarlo como imputado en esta causa.
Sobre esas contradicciones, Ortega aseguró que no fue el responsable del crimen, ratificando lo que su familia ha sostenido desde su detención, que al momento de ocurridos los hechos, la noche del 27 de octubre de 2015, él se encontraba en su hogar, ayudando a su mamá a solucionar los problemas que tenía con su teléfono celular.
Descarta móvil
pasional
Admitió que conocía a la víctima, con la que habría hecho amistad durante un asado, donde conversaron de música y de animales, ya que este gusto por las mascotas habría sido eje fundamental de su relación. Asimismo ratificó que intercambiaban mensajes telefónicos con Ana María, pero descartó de plano que hubiese un interés sentimental, ya que ambos tenían pololos en esa época.
Confirmó lo manifestado por la PDI, al señalar que en dos oportunidades, tras la muerte de la joven, estuvo en el lugar del homicidio; una vez pasó en su auto atento a ver si veía a alguien sospechoso, y la segunda realizó una búsqueda de eventuales evidencias que los policías no hubiesen encontrado, oportunidad en la que sufrió un accidente, en la cual se fracturó un tobillo, al caer al lecho del río de las Minas.
Enfático, nervioso y angustiado reclamó su inocencia, asegurando “yo no tuve nada que ver con la muerte de la Venus, ella era mi amiga, y sólo estaba triste por la forma cobarde en que la habían matado, quería saber quién era el asesino de mi amiga”, complementó.
Insistió que “han perdido tiempo buscando pruebas en mi contra, mientras el autor sigue libre”.
Tras la audiencia, los padres del imputado, Sara Silva y Robinson Ortega pidieron dar validez a la declaración de su hijo, asegurando que él no tuvo nada que ver con la muerte de la joven, reiterando que esa noche no salió de su casa, situada en una parcela alejada del sitio del crimen, y que esa noche, no movió su automóvil como para alcanzar a llegar, cerca de las 23,30 horas al lugar donde Ana María recibió las heridas cortopunzantes que 12 horas después le costaron la vida.
“Hay dos familias sufriendo, la nuestra y la de la niña, y todo porque no se ha querido buscar a los verdaderos responsables”, reclamó Sara Silva.