Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez

Joven magallánico fue trasplantado con éxito

Por La Prensa Austral sábado 26 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
1.147
Visitas

Víctor Cianferoni Barría tiene una insuficiencia renal terminal que lo mantuvo en la lista de espera durante más de ocho años.

Después de más de ocho años de estar en una angustiante lista de espera, hoy salió el trasplante para mi hijo”. Así lo comunicó llena de felicidad Cristina Barría Cianferoni, al anunciar que finalmente apareció un donante de riñón para su hijo Víctor Cianferoni Barría, de 24 años. El joven magallánico tenía una insuficiencia renal terminal y ya no tenía acceso vascular, siendo la razón por la que el Instituto de Salud Pública calificó este caso como prioridad nacional.

El gesto generoso de una familia, que atravesaba por el dolor de perder a un ser querido, salvó la vida de Víctor al donar sus órganos.

La mamá informó que el trasplante se realizó en el Hospital Clínico de la Universidad Católica y que duró más de cinco hora. Si bien el proceso de recuperación es largo, la cirugía salió bien y el riñón ya está funcionando. Después de cinco años el joven podrá tener una vida normal.

“¡Gracias Dios mío!”, exclamaba la mamá, con la emoción de que su hijo pueda recuperar su calidad de vida y tener una segunda oportunidad. Frente a este milagro, insistió en el llamado a la comunidad a ser donante, a hablarlo en familia para que puedan conocer y respetar su decisión. La recuperación de Víctor sólo fue posible gracias a una familia, que ante la pérdida de un ser querido, pudo regalar vida para este magallánico.

En agosto de 2010 le informaron que el único riñón que tenía estaba dejando de funcionar. Paralelo a esa situación descubrieron que Víctor, adoptado a los 7 años, nació con un solo riñón. Fue en ese año que Víctor y su familia se trasladaron a Villa Alemana, Región de Valparaíso, con la esperanza de estar más cerca de Santiago, en la eventualidad de que apareciera un donante, sin embargo el donante demoró más de ocho años en llegar. En todo este tiempo, había sido probado una vez como eventual receptor de órgano en septiembre, pero no fue compatible.