Necrológicas

Jóvenes que fueron sorprendidos rayando los muros del Liceo Contardi debieron reparar daños

Por La Prensa Austral domingo 12 de febrero del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.231
Visitas

Acompañados por familiares que se hicieron presentes en la audiencia de formalización de cargos efectuada ayer en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, los jóvenes identificados como M.M.R., de 17 años; M.R.A. y J.R.M., de 18 años, debieron comparecer ante el juez Juan Olivares Urzúa, asumiendo las acusaciones que le fueron formuladas por la fiscal Rina Blanco.

“Los jóvenes fueron detenidos por personal de la PDI cerca de las 2 horas de hoy (ayer), en circunstancias que los funcionarios policiales volvían de  un procedimiento de robo. Al momento que los efectivos pasaron por el sector donde se ubica el Liceo Juan Bautista Contardi, de calle Manantiales Nº1027, observaron que uno de los imputados, saltaba el cerco perimetral del establecimiento educacional hacia el exterior, mientras los otros dos jóvenes permanecían en el interior del recinto. Al momento de realizarles el control de identidad, se dan cuenta que éstos habían realizado rayados de pintura en el colegio, encontrando rastros evidentes tales como pintura en sus ropas y en sus manos. A lo que se suma, el hallazgo de implementos -tales como tarros de pintura, rodillos, spray, brochas- los que fueron utilizados para perpetrar el ilícito tipificado como delito de daños”, afirmó la persecutora penal.

Al momento que el juez Olivares Urzúa ofreció la palabra a los imputados, uno de ellos -identificado como M.R.A. de 18 años- pidió disculpas públicas, tanto al director del Liceo Juan Bautista Contardi, Aliro Quezada Vivar, así como “a las personas a quienes causamos estas molestias. Y si podemos reparar el daño realizado, estamos disponibles a hacerlo”, expresó en tono suplicante el acusado.

Según lo precisado por la fiscal Rina Blanco, los daños ocasionados por el rayado del establecimiento fueron avaluados por el propio director de la instancia educacional, en la suma 600 mil pesos.

En la misma audiencia, se propuso la salida alternativa para un acuerdo reparatorio que consistió en que los tres jóvenes se comprometieron a borrar los rayados y a dejar en el estado original, la muralla que fue intervenida, asumiendo todos los costos en materiales requeridos.

Tras decretar la libertad inmediata para ellos, los tres imputados procedieron a cumplir con la obligación asumida en la misma tarde de ayer, ante la atenta mirada del director del colegio y algunos de los padres.