Necrológicas

Jueza halló insuficientes pruebas aportadas por la Sip y dejó libres a imputados por robo

Por La Prensa Austral jueves 13 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
2.420
Visitas

Insuficiente fueron los antecedentes reunidos por la Sección de Investigaciones Policiales del Carabineros (Sip), respecto de dos detenidos: Milton Cheuquepán Manríquez de 39 años, alias el “Indio” y el adolescente de 17 años, G.E.G., alias el “Argentino”; ya que la jueza Paula Stange, del Juzgado de Garantía, no reconoció mérito suficiente para acreditar su participación en hechos que la Fiscalía les imputó. De todas formas, el primero de ellos fue enviado a cumplir 300 días de cárcel que debía de una sentencia anterior, y el menor enfrentará una eventual revocación de beneficio que tenía desde el pasado 7 de julio.

Más de 12 condenas suman en conjunto los dos antisociales que fueron detenidos por la policía tras ser vinculados a los robos que afectaron una vivienda del pasaje Guillermo Tell el 27 de julio, y otra el 8 de agosto en calle Armando Sanhueza., delitos como robo con intimidación, amenazas, hurtos y robo en viviendas, son parte del triste historial que los detenidos mantienen.

El debate fue amplio, y la falta de contundencia de los antecedentes aportados por la Sip fue aprovechada por los defensores Cristián Opazo y Richard Maldonado, quienes rebatieron cada vinculación a los delitos con argumentos que, a lo menos, daban luces de duda razonable, lo que compartió la magistrada.

Pese a la negativa a la cautelar, el mayor de los imputados fue enviado a prisión, pero en virtud de una sentencia anterior, por lo que el fiscal no rebatió lo resuelto por la jueza Stange; mientras que para el adolescente, Campos pidió una audiencia para que el próximo 18 de agosto se debata la revocación del beneficio de reclusión parcial nocturna que se le dio el pasado 7 de julio, ya que la policía lo detuvo en el hogar de su padre en un horario en que se suponía tendría que estar en la cárcel de menores.

Dicho beneficio, se le había otorgado a 2 meses de que terminara de cumplir la pena de 3 años que se le había impuesto tras protagonizar numerosos robos de casas entre 2011 y 2012, cuando sólo tenía 15 años.