Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Julio Mansilla, de 8 años, nació camino a la peregrinación: “Vinimos a agradecerle a la Virgen de Montserrat”

Por La Prensa Austral lunes 11 de enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
353
Visitas

Llegó a la procesión acompañado por sus hermanos y sus abuelos.

Acompañado por sus abuelos para ser parte de la peregrinación de la Virgen de Montserrat, llegó Julio Mancilla, quien a sus ocho años viajó desde Calbuco, donde actualmente vive junto a sus padres para ser parte de esta tradición religiosa que literalmente lo vio nacer. Esto, porque nació durante la peregrinación del día 13 de enero del 2008.

Sin muchas palabras, el niño dice que viene a agradecerle a la Virgen de Montserrat y reconoce que le gusta la gruta en la que se encuentra enclavada la celebración religiosa.

El 27 de diciembre, Julio, que es el tercero de cuatro hermanos, se subió a un avión y aunque viajaba solo el ánimo no decayó y es que acá lo esperaban sus abuelos, quienes lo trajeron para que pudiera ser parte de la tradición religiosa de la que participaba su madre, cuando dio a luz.

Ana María Marcos Saldivia es abuela de Julio, dijo: “Estoy agradecida de Dios, de la Virgen de Montserrat, porque él está vivo y sano. Aún no sabe leer o escribir, pero estamos agradecidos de que esté con vida, de que tenga la salud y, por eso, volvemos todos los años”.

Explicó que a Julio lo trajeron especialmente, para que él pudiera ver y conocer el lugar donde nació. Comentó que, luego del nacimiento de Julio, la familia se fue a vivir a Calbuco. “Lo fuimos a buscar especialmente para que el padre (obispo Bernardo Bastres) lo bendiga”.

En tanto que su abuelo Juan Alvarado, recordó: “Lo trajimos para que agradezca a la virgen porque él nació acá. Nos ayudaron con la patrulla de Carabineros”. Agregó que el bus, en que viajaba la familia, alcanzó a llegar a Río Verde pero al bajar la mamá de Julio, Ana Alvarado Marcos, que en esa fecha tenía 21 años y nunca había ido a la Peregrinación de la Virgen de Montserrat, no pudo aguantar las contracciones y debió acercarse al personal de urgencia apostado en el lugar.

El trabajo de parto y la ayuda del personal sanitario permitió que a las 12,20 horas del 13 de enero del 2008 naciera a bordo de la ambulancia que se encontraba a unos 50 kilómetros de Punta Arenas.