Necrológicas
Pruebas no lograron acreditar participación del “Cizarro”, de actuales 18 años

Justicia absolvió a menor acusado de robar 5 vehículos en una sola noche

Por La Prensa Austral jueves 28 de julio del 2016

Compartir esta noticia
630
Visitas

“(…) todo esto, no hizo más que dar cuenta de las deficiencias de la investigación y de un proceso con infracción de garantías del joven que fue injustamente acusado”, señaló el defensor Richard Maldonado.

Los jueces del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Punta Arenas, de forma casi unánime, resolvieron absolver al “Cisarro”, como lo conocen sus amigos, joven de actuales 18 años de edad, que el año pasado fue vinculado a una serie de robos de vehículos. Uno de los jueces estuvo por recalificar uno de los cinco hechos acusados, pero todos determinaron que no se acreditó que K.A.S.V. tuviese autoría en los delitos.

Durante tres días se extendió el juicio contra el imputado, en el que se ventilaron los hechos ocurridos la madrugada del 22 de mayo del año pasado, cuando una seguidilla de delitos en cuestión de horas, dejó como saldo el robo de cinco vehículos en la población Nelda Panicucci, en calle O’Higgins, en calle Sergio Troncoso, en la población Santos Mardones, en la población Aves Australes, y finalmente, en calle Ramón Freire, en los que habría participado como autor, pidiendo por el cúmulo de delitos 5 años de internación en la cárcel de menores de Río de los Ciervos.

Consultado al respecto, Richard Maldonado Bustos, defensor penal juvenil quien junto al defensor José Miguel Navarrete, tuvieron a su cargo la defensa del joven, señaló que el tribunal calificó la prueba incorporada por el Ministerio Público como insuficiente y no idónea para adquirir convicción de que realmente se hayan cometido los hechos de la forma en que se detallaron en la acusación, explicando que la Fiscalía basaba su acusación en una supuesta declaración del padre del acusado, en la cual señalaba que su hijo le había confesado que esa madrugada había perpetrado un total de 11 robos.

“Sin embargo el padre decía no haber prestado esa declaración y tampoco haberla firmado, por lo que en su momento solicitamos al Ministerio Público que se realice un peritaje caligráfico lo cual fue rechazado, a raíz de ello la defensa realizó por su cuenta dicho peritaje que concluyó que la firma contenida en la declaración presentada el 22 de mayo no coincidía con la firma o con la mano caligráfica del papá del imputado”, explicó el defensor, apuntando a irregularidades en la investigación y la prueba expuesta.

Añadió que “el papá dijo durante el juicio y que no había declarado en Carabineros, se le exhibió la presunta declaración y afirmó que no era la de él, lo cual fue concordante con el resultado del peritaje”.

Análisis de la defensa

A juicio de Maldonado, la acusación tuvo inconsistencias “como ser que los carabineros señalaron que habían tomado conocimiento de estos hechos por una denuncia anónima, pero, en ningún caso, se registró si esta denuncia anónima la recibieron por teléfono, correo electrónico o de manera verbal, además dijeron que había una supuesta grabación de la voz del acusado confesando los hechos, pero el Ministerio Publico nunca tuvo acceso a esa grabación, ni realizó pericias para corroborar si la voz correspondía a la del acusado, en todo caso no podía hacerlo por cuanto la citada grabación nunca existió”.

Finalmente, indicó que “también quedaron de manifiesto contradicciones en cuanto a la forma de ingresar a los vehículos, ya que mientras la Fiscalía decía que fue mediante forzamiento de las chapas esto no se acreditó y el mismo perito policial acreditó que las puertas no presentaban ninguna señal de fuerza, ni que habían sido forzadas, además el mecanismo de ignición del motor no presentaba señales de fuerza, ni de haber sido adulterado (…) todo esto, no hizo más que dar cuenta de las deficiencias de la investigación y de un proceso con infracción de garantías del joven que fue injustamente acusado, por lo cual no cabía más que dictar su absolución”, concluyó.