Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez

José Kast: “La Casen refleja el fracaso de las políticas públicas de la izquierda”

Por La Prensa Austral lunes 10 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
143
Visitas

El ex candidato presidencial planteó que “hay un gobierno que quiere hacer cosas, pero hay mucha gente dentro de la actual administración con el freno de manos puesto”.

En el marco de su gira por las 345 comunas del país, el abogado, político, líder del Movimiento Acción Republicana y ex candidato presidencial, José Antonio Kast, visitó recientemente la región, oportunidad en la que abordó con La Prensa Austral diversos temas de contingencia, como la Encuesta Casen, desigualdad en Chile, evaluación de la actual administración de Sebastián Piñera y la acusación constitucional contra los ministros de la Corte Suprema.

Esta gira tiene como propósito tomar conocimiento de las realidades de todas las comunas del país, no hacer lo que generalmente hacen los candidatos o líderes políticos que van a la capital regional o la comuna más pequeña cuando se da algún hito importante. “Ya llevamos cerca de 90 comunas recorridas, es que la riqueza cultural y social, el esfuerzo al emprendimiento que uno va viendo es absolutamente distinto a lo que uno a veces opina. Muchas veces se dictan políticas públicas pensando en la realidad de la capital y no de las zonas más aisladas y después uno no puede extrañarse de que se produzca una concentración dentro de las regiones y del país, porque no se ve la realidad local. Nosotros, por ejemplo, ahora vamos a ir a Primavera, Porvenir y Timaukel, pero en una próxima gira queremos hacer la comparación con Río Grande, cuando vayamos a Puerto Williams también queremos pasar por Ushuaia y ver cómo un país que está destruido económicamente sí tuvo visión de futuro en la construcción de infraestructura, que es Argentina. Río Grande que partió del mismo tamaño que Porvenir hoy tiene 70 mil habitantes. Algunos dirán que recorrer el país es muy anticipado, nunca es anticipado si se trata de implementar políticas públicas. Lo que hay que cambiar es ese esquema político donde la gente sale a circular seis meses o un año antes de la elección”.

– ¿Cómo ve la Encuesta de Caracterización Socioecómica Nacional (Casen), donde una vez más queda de manifiesto que la desigualdad sigue creciendo?

– “Creo que lo primero que muestra la Casen es el estancamiento y claramente cuando las cosas se estancan, los que están peor en situación de vulnerabilidad lo pasan más mal porque cuando el país crece más allá de que siga existiendo desigualdad, ésta parte de un piso más alto para el que está más mal y aquí no se ha logrado que la gente más pobre tenga una mejor situación o avanzar. También decir que muchas veces el concepto de desigualdad que se toma para Chile no considera factores que han sido un gran logro para el país. Por ejemplo en Argentina la gente se muere de cólera, acá apareció un brote de la enfermedad porque nosotros hemos avanzado mucho en temas de agua potable, luz eléctrica, control de niño sano, educación que se tienen que complementar también con el ingreso de las familias, un ingreso que pone el Estado, pero si éste no focaliza, cobra más impuestos y detiene el crecimiento, al final en una encuesta como esta se reflejan las malas políticas públicas de los últimos cuatro años, porque quiénes tenían el eslogan de terminar con la desigualdad, la izquierda, quiénes cambiaron el sistema de transporte en Santiago donde habían 3 mil o 4 mil emprendedores, la izquierda, hoy sólo hay cinco grandes empresas. Yo sigo defendiendo los principios de la economía social de mercado como el mejor instrumento de desarrollo de las personas para superar la vulnerabilidad y yo más de desigualdad hablo de justicia, a cada uno hay que darle de acuerdo a sus necesidades. La Casen refleja el fracaso de las políticas públicas de la izquierda que se han impulsado durante los últimos cinco años”.

– Hoy si bien queda demostrado que el país está creciendo, esto no se refleja con la creación de empleos ¿Cómo ve usted esta situación?

  “Esto es como un buque en altamar que se va moviendo y sigue con inercia, cuando ésta es positiva como la que pudo haber entregado Piñera a Bachelet, el buque se sigue moviendo con esa inercia. En el caso nuestro estamos tratando de detener la inercia y prender los motores, estoy hablando de la derecha en general, pero cuesta hacer que gire este barco en poco tiempo y aquí se entregó un país que iba a la deriva. Lo que se tiene que hacer y pienso que debió hacerlo con más fuerza el gobierno, es primero mostrar el nivel de desastre que había, para que la gente pueda entender porqué esta reactivación no es automática. Ahora recién se va a hacer una reforma tributaria que yo creo que una reforma tributaria débil, yo habría sido mucho más audaz y así lo propusimos en nuestro programa de gobierno. Nosotros proponíamos bajar el Iva, el Impuesto a la Renta, proponíamos regiones francas, Arica, Aysén y Magallanes, para generar una real reactivación. Quizás el problema mayor fue generar más expectativas de lo que se podía cumplir”.

– ¿Cómo evalúa usted a la actual administración?

– “Pienso que se están haciendo esfuerzos por ordenarla, sobre todo porque aumentó tanto el gasto público. Existían tantas personas instaladas como operadores políticos en el aparato de la administración del Estado, por lo que es difícil ordenarlo. Hay un gobierno que quiere hacer cosas pero hay mucha gente dentro de la actual administración con el freno de mano puesto y que no permiten que éste avance”.

– ¿Cómo ve usted la acusación constitucional contra los ministros de la Corte Suprema, Manuel Antonio Valderrama, Carlos Künsemüller y Hugo Dolmestch?

  “Creo que se está corriendo un riesgo inmenso con lo que está haciendo el Frente Amplio, me parece una irresponsabilidad porque una acusación constitucional no está pensada para destituir a un juez cuando no se está de acuerdo con el fallo. Los jueces aplicaron la ley, más allá si a uno le gusta o no. La invitación está a que las personas lean el fallo porque ahí se explica muy bien cuáles fueron las razones para cambiar un criterio que venía de antes, pero que es facultad de los jueces interpretar y aplicar la norma. Pienso que esto no va a prosperar y que genera un clima de inestabilidad, esto lo único que hace es entorpecer el clima que tiene que haber en Chile para ir superando el quiebre constitucional de 1973”.