Necrológicas

La noche que Hugo Fica se coronó campeón de Chile de los súper gallo

Por La Prensa Austral sábado 5 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
453
Visitas

Por Nelson Toledo

La noche del viernes 4 de julio de 1980, el boxeador puntarenense Hugo Fica se coronó campeón de Chile al derrotar a quien entonces ostentaba el título de campeón nacional, el osornino Juan Carlos Maldonado.

Desde un comienzo las preferencias se inclinaron por el boxeador puntarenense Hugo Fica. Ricardo Lorca, también boxeador, tenía toda su confianza en que Fica sería el ganador. El recordado José Perich Slater, presidente de la Asociación de Boxeo, fue más equilibrado en sus dichos. “Ganará el mejor”, se limitó a decir.

El día miércoles 2 de julio por la tarde se produjo el arribo a la ciudad del púgil Maldonado, de Osorno, de 22 años. Maldonado, después de alojarse en la Casa del Deportista, se dirigió al gimnasio donde practicó bajo las órdenes de su entrenador Guillermo Hernández. Venía acompañado del vicepresidente de la Asociación de Boxeo de Osorno. Maldonado tenía 22 combates como profesional. Había sufrido cuatro derrotas (dos con Fica precisamente) y lucía 18 triunfos. Se había iniciado en 1976 como boxeador profesional. Esta era la primera vez que defendía su título. Era un profesional cien por ciento y sólo se dedicaba a pelear. “Vengo a ganar, de lo contrario no habría viajado. Creo que le ganaré a Fica”, dijo antes de la pelea.

Público repletó las galerías

El combate se llevó a efecto en el desaparecido gimnasio cubierto o gimnasio de la Confederación Deportiva, donde hoy está emplazado el Hotel Casino Dreams. El público esa noche repletó las galerías. La pelea fue en todo momento vibrante, intensamente disputada, con ventajas para el osornino en varias vueltas.

En las primeras vueltas Maldonado puso numerosos golpes en el rostro de Fica. Boxeó bien y técnicamente superó a su retador, salió de las cuerdas y usó con eficacia el contragolpe. Incluso parecía que las esperanzas de Fica se esfumaban poco a poco. Maldonado estaba cumpliendo una faena que justificaba su condición de campeón. Hasta que llegó el noveno round. De ahí en adelante, el ímpetu de Hugo Fica, el deseo de darle un título a Punta Arenas, sumado al entusiasmo del público hicieron que el púgil local se impusiera en el ring. Castigó duramente al osornino hasta romperle una ceja. Maldonado, pese a su excelente defensa, se desdibujó e incluso fue necesario que el médico de turno autorizara a Maldonado para continuar el combate. El mejor round de Fica fue el décimo y también el undécimo. Y si el puntaje estaba estrecho hasta esos instantes, la bravura, el corazón y el coraje que mostró Fica le significaron el título. Así se convirtió en campeón nacional en la categoría súper gallo.

El puntaje del jurado fue el siguiente. Pedro Castellón 115 y 117 para Maldonado y Fica, respectivamente. Víctor Decaret 116 y 117. Luis Nicolás Díaz 115 y 115. Arbitró sin problemas Manuel Vidal.

Al terminar el locutor de la Asociación de Boxeo de dar a conocer el puntaje de cada uno de los miembros del jurado, el público dio rienda suelta a su entusiasmo. Fica era el flamante campeón de Chile en la categoría súper gallo y el público, emocionado y jubiloso, lo alzó en brazos para celebrar con él su victoria. Fue ese mismo público que en los últimos tres rounds del combate estremeció el gimnasio con las voces de aliento al puntarenense Fica que se la jugó por entero.

Grimaldi desata la polémica

En otro ámbito, por esos días el poeta José Grimaldi desataba la polémica en Punta Arenas. Sus dichos sobre la nominación del magallánico Esteban Scarpa al Premio Nacional de Literatura causaron escozor en diferentes círculos. Grimaldi había dicho al periodista Patricio Caldichoury que Scarpa no era escritor. “El señor Scarpa, el profesor Scarpa, tiene muchos libros publicados bajo su nombre, pero son antologías, son estudios, son análisis y cosas por el estilo. Por eso digo yo que no entra dentro de la clasificación”, había dicho el poeta Grimaldi.

Alegría y llanto

Este combate causó penas y alegrías. Mientras el nuevo monarca saludaba feliz al público, en el otro rincón estaba Juan Carlos Maldonado, abatido, despojado de su título, llorando su derrota y acusando en su rostro las huellas del castigo. Esa noche José Perich, como presidente de la Asociación de Boxeo, le colocó el cinturón de campeón a Hugo Fica.

Por supuesto, ha habido otros grandes del boxeo en Punta Arenas. Como no recordar a Antonio Maichil, Mario Paredes, Ravena, Miranda, José “Peludo” Hernández y Ricardo Lorca, entre otros. Mario Paredes, hoy de 71 años, se coronó campeón de Chile en categoría mosca en 1966 al derrotar a Guillermo Clavería a teatro lleno en el Caupolicán de Santiago. “Recuerdo que los últimos años fueron muy malos para Fica, sentía fuertes dolores de cabeza, no podía dormir y estaba sumido en la más absoluta pobreza y sin atención médica. Creo que se mató”, señaló Paredes al recordar a Fica.