Necrológicas

La obertura del Festival Estudiantil y los 50 años de la Escuela Hernando de Magallanes

Por La Prensa Austral jueves 28 de junio del 2018

Compartir esta noticia
318
Visitas

Jaime Bustamante Bórquez

El próximo mes de agosto la Escuela Hernando de Magallanes cumplirá 50 años al servicio de la comunidad. Situada en el sector poniente, el establecimiento ha entregado su generosa cobija para el crecimiento de miles de niños.

Mucho de ellos, tras los caminos normales de la vida, vuelven a sus aulas para rendir un tributo por todo lo que recibieron. Una muestra de esto, es la obertura de mañana del Festival Estudiantil en la Patagonia, que está a cargo de la escuela, que mostrará un cuadro que reúne estudiantes, ex estudiantes, apoderados y profesores.

Los ensayos comenzaron hace dos meses, trabajando por áreas. La profesora de Educación Musical a cargo de la actividad, Valeska Fuentes Marín, expresó: “Nosotros partimos en abril con la organización y hemos ido desarrollando, por etapas, las diferentes partes de la obra. Como escuela, estamos con todo el entusiasmo, porque además coincide con la celebración de los 50 años”. La profesora de Educación Física, Johana Mansilla Reyes está a cargo del grupo de danzas, y explicó que las niñas que forman parte del cuerpo de baile fueron seleccionadas entre primer y segundo nivel básico y ha hecho un trabajo intensivo de dos semanas afinando los detalles finales. “Son niñas que participan en diferentes talleres en la escuela y además trabajan en academias de Pon pons, danza, gimnasia rítmica, entre otras”.

Por su parte, Loreta Arcos Valdebenito, también profesora de Educación Física a cargo de las coreografías, señaló: “Ha sido un desafío muy especial armar esta coreografía para participar de esta actividad tan linda que es el Festival Estudiantil y por eso llevamos varias semanas trabajando para lograr una bonita presentación de cierre”.

Luigi Esparza Marín, fue alumno de la Escuela Hernando de Magallanes, y desde muy niño participó en las diferentes actividades musicales de la escuela. Regresó ahora invitado por la profesora Valeska Fuentes, para la puesta en escena de la obertura.

Esparza señala que es muy emocionante volver, lo que hace con mucho agrado, pues en los ‘90 viajaron a Rancagua, llevando estas mismas canciones en representación de su inolvidable escuela, donde dio los primeros pasos artísticos. “Es muy bonito volver, ahora después de más de 20 años, trabajar con niños. Aunque ha pasado mucho tiempo la esencia del colegio se mantiene igual”.

El grupo musical que acompaña las coreografías está compuesto por los ex alumnos David Toledo, Cristián Torres, Cristián Fernández y Luigi Esparza; el otro integrante es Tomas Villarroel, apoderado de kínder, y aunque él, se formó en la Escuela Arturo Prat bajo la guía de Jorge Risco Navarro, reconoce que es una experiencia muy especial reunirse con este grupo de amigos, con los que permanentemente hacen música, pero esta vez también desempeñando el rol de papá. “Es una experiencia bonita trabajar con colegas músicos y con niños, así que cuando me invitaron de inmediato acepte. Es una bonita experiencia”. Luigi Esparza continua su relato: “Estamos trabajando de lleno, hace como dos semanas, me refiero a todo el elenco. Cuando Valeska nos invitó la respuesta fue inmediata que sí y con mucho agrado”.

El trabajo es arduo y en la sala de uso múltiple de la escuela, profesores, estudiantes, ex estudiantes y apoderados unen sus talentos, para subir al escenario llevando orgullosos el emblema de la escuela, que dentro de poco cumplirá los cincuenta años.

¡Qué mejor regalo!