Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda

La querida Escuela Superior de Hombres Nº1 – Parte III

Por La Prensa Austral domingo 3 de junio del 2018

Compartir esta noticia
276
Visitas

Por Jaime Bustamante Bórquez

Punta Arenas se aprestaba a despedir la década del 50 y la Escuela Superior de Hombres Nº1 cumplía 59 años al servicio de la ciudad. Por estos días, contaba con doce cursos desde primero hasta el sexto preparatoria, un jardín infantil y tres docentes de especialidad, privilegio que solo algunas escuelas tenían, Eladio Agüero Pletikosic, Educación Física; Manuel Ojeda Barría, Educación Musical y Ramón Oberreuter Cheuquemán, Orientación Profesional.

310 estudiante componían la matrícula y la asistencia promedio era de 298 alumnos, lo que claramente demostraba el interés por asistir a clases y progresar en el crecimiento intelectual. El cuerpo docente estaba integrado por Azucena Almarza Gallardo, Odilia Cruz Labarthe, Julia Elgueta Burnés, Elsa Navarro Pérez, Olga Marín Coronado, Yolanda Alderete Barría, Marino Muñoz Lagos, Humberto Leal Peñailillo, Archivaldo Franulic Harasic, y Laureano Vera Alvarez. Hacía casi una década, había asumido la dirección el profesor Humberto Seguel Cuevas.

Este educador nacido en Carahue el 3 de octubre de 1912, formado en la Escuela Normal de Victoria, muy joven llegó a Punta Arenas. En 1935, se incorporó al cuerpo de profesores de la Escuela Superior. Luego de casi 15 años de intensa labor, asumió la dirección tras la partida de Ramón Alvarado García.

Casado con la educadora Felicia Barría, dedicó su vida a la actividad docente, más de 40 años en la Escuela Nº1 y posteriormente asume la Dirección Provincial de Educación. Hombre de gran compromiso de servicio, perteneció por más de 50 años al leonismo, institución a la que ingresó en 1951. Por su dilatada trayectoria en 1993, se le concedió una distinción especial que fue materializada en Frutillar en la convención del distrito T 4, que abarcaba desde Lautaro a Porvenir. El título de “León distinguido”, que se otorgaba por primera vez en este distrito, era el justo reconocimiento a su extensa y exitosa labor social. Falleció en Punta Arenas en 2006.

Profesor Humberto Seguel Cuevas.

Una nota de El Magallanes, dando cuenta del 59 aniversario se refiere al Centro de Padres y Apoderados: “La Escuela Superior de Hombres N° 1, cuenta con un Centro de Padres y Apoderados, que ha sabido impulsar toda clase de obras en beneficio del establecimiento y una mejor atención del alumnado, cooperando eficazmente a la labor que desarrolla el profesorado”. Y en el acápite siguiente mencionaba a los integrantes de la directiva recién elegida, que lideraría las acciones en el periodo 59-60, ellos eran: Homero Ibáñez Quevedo, presidente secundado por Agustín Dittmar, Humberto Seguel Cuevas, Marino Muñoz Lagos, Gladys Villalón Contreras, Mario Manzanares y Elena Castreje de Cárdenas.

Del mismo modo el artículo destacaba una importante cantidad de actividades extras que la escuela ofrecía, entre otras: centro de deportes, diario mural, periódico mimeografiado, botiquín escolar, biblioteca, ahorro escolar, cooperativa, brigadas de ornato y aseo, centro de cursos, comité artístico.

Nueva escuela, para Playa Norte

La década del sesenta veía crecer la ciudad y fue necesario crear escuelas en otros sectores que emergían con la necesidad de espacios formativos para niños. En 1962 se crea la Escuela Mixta Nº20 situada en el sector de Playa Norte, específicamente en Jorge Montt Nº0200, paso a paso se fue consolidando, y creciendo en matricula, lo que incidió en la urgencia de buscar un espacio más adecuado para las funciones docentes.

Para 1967, ambas instituciones celebraban 67 y 5 años de vida. La más antigua exhibía una matrícula de 300 estudiantes y sus índices de asistencia y rendimiento era muy satisfactorios. Al frente del establecimiento seguía el educador Humberto Seguel.

Se habían consolidados muchas actividades creadas en la década anterior, destacando el club deportivo, el grupo artístico, la cooperativa y el ahorro escolar. A esta altura todas las opiniones coincidían en la buena gestión de Seguel y él, satisfecho se preparaba para iniciar nuevos desafíos. Uno de los logros más importantes de su gestión, era el nivel alcanzado por la escuela nocturna que nació y existía al alero del colegio diurno. La Prensa Austral al dar cuenta de las actividades de aniversario, recalca que los festejos han debido reducirse, pues el personal docente está participando en las Jornadas pedagógicas organizadas por el ministerio de Educación. Finalizando la nota, señala: “Esta mañana, un grupo de alumnos del colegio nocturno pasaron a congratular al señor Seguel, que agradeció en encomiásticas palabras esta deferencia”.

El 2 de mayo de 1975 El Magallanes comentaba: “Durante estos setenta y cinco años, la Escuela Superior de Hombres Nº1 ha desarrollado una vasta labor docente que abarca toda la región austral y que ha permitido la formación de generaciones de generaciones de alumnos que han dado prestigio en el país al primer establecimiento primario fiscal creado en el antiguo territorio de Magallanes”. (En estricto rigor fue la escuela que, en 1900, recibió el Nº2 de Niñas, la primera del territorio, fundada en tiempos del gobernador Viel). Humberto Seguel lideraba aun el exitoso proyecto educacional, que, por estos años, a consecuencia de la reforma educacional, había incorporado cursos de séptimo y octavos años.

Esta es la razón por que aparecen los nombres de María Adriana González Rivera, Benita Oliva Oliva, Inés Pérez Tapia, Berta Toledo Figueroa, Eduardo Baeza Rivera, Leonor Bravo Castillo y Rubén Cheuquelaf Zúñiga quienes se sumaron al grupo de profesores de los años 60.

Terminaba la década y las noticias no eran buenas para querida escuela, por disposición de la autoridad educacional se fusionaba la Escuela Nº1 con la Escuela Nº20 de Playa Norte.

El profesor Emilio Vera, quien fue director de la Escuela Republica del Paraguay, señala que fue necesario un local nuevo, que se construyó en calle Manantiales, con el propósito de servir a las nuevas poblaciones que surgían en el entorno. La fusión de las Escuela 1 y 20 dio origen a la Escuela F-21 República del Paraguay, años más tarde transformada en Liceo juan Bautista Contardi. El edificio aún vive, como símbolo venerado de miles de magallánicos que aprendieron en este espacio las primeras letras.

Hoy, en el segundo piso, funciona el Departamento de Educación Extraescolar de la Cormupa, cada vez que recorremos sus pasllos, rememoramos los días de infancia feliz en que nos acogió la querida Escuela Nº1.