Necrológicas
  • Juan Fermín Purralef Montalva

Lamentable interrupción de obras millonarias

Por La Prensa Austral domingo 9 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Varias son las obras públicas que cumplieron con todos los requisitos, fueron visadas por Contraloría, adjudicadas y, al tiempo que partieron, terminaron abandonadas.

Algo no menor, “sobre todo cuando está en juego el erario regional y se comprometen el bienestar de los habitantes y el progreso de las entidades, empresas y pequeños emprendimientos locales”, como se dijo en la editorial de La Prensa Austral del día viernes.

Segunda Compañía

Una obra que lleva años paralizada es la construcción de la Segunda Compañía de Bomberos. En julio de 2017 se anunció la ejecución. Un año después le afectó el cambio de intendente. El arquitecto Cristian Matheson paralizó los trabajos, porque pidió mantener la fachada histórica del cuartel, decisión que justificó apelando a la calidad de zona típica del sector.

Estamos en el 2020 y los trabajos que alcanzó a ejecutar la empresa Sociedad Comercial Impex, desde que partió el contrato, bordean el 12 por ciento. Y ahí están, a la espera de su reanudación.

En septiembre del año pasado se esperaba que sucediera esto y que en diciembre de 2020 el edificio quedara en condiciones de ser utilizado. Por lo que se ve, y por el tiempo transcurrido, ya no será así.

Jardín infantil

En abril de 2017 se informó de la construcción de un jardín infantil en la Avenida Costanera, entre Julia Garay Guerra y Rómulo Correa, con capacidad para 20 lactantes y 28 párvulos, y una inversión de poco más de mil millones de pesos.

La construcción se la adjudicó la empresa Loma Verde, que en marzo de 2018 partió con las obras.

Pero en noviembre de ese año la firma paralizó y abandonó el proyecto, con un avance del 50 por ciento. De eso ya ha transcurrido un año y tres meses.

Lo mismo sucedió con el proyecto “Lomas de Baquedano” en Porvenir, a fines de agosto de 2019.

Juan Damianovic

Ahora, lo último que se conoció en materia de obras paralizadas y abandonadas es el proyecto del Servicio de Alta Resolutividad del Cesfam Juan Damianovic.

Se dice que con esto la empresa constructora Cárcamo Díaz y Compañía Limitada (cuyo nombre comercial es Concardiz), habría vulnerado clausulas importantes del contrato, sobre todo por el abandono de las obras.

Sólo en obras civiles la inversión es de aproximadamente mil millones de pesos.

Le van a cobrar las multas que corresponden y se reconoció que las obras sufrirán un nuevo retraso.

Casas

Hace justo un año, La Prensa Austral informaba de los convulsionados días que vivían la empresa Alcarraz y sus ex trabajadores y las familias militares mandantes del proyecto habitacional villa Pudeto II, cuyas obras quedaron abandonadas en la prolongación Enrique Abello, luego de que las partes denunciaran una serie de incumplimientos.

Alcarraz demandó al Ejército por 5 mil 400 millones de pesos, específicamente a su Comando de Bienestar, con asiento en Santiago, acusando a la institución de ser responsable de la debacle financiera que la tenía al borde de la bancarrota.

El 29 de noviembre de 2015, se suscribió el contrato para la creación de la villa Pudeto Uno, en calle Enrique Abello, para la construcción de 112 viviendas en Punta Arenas.

Y el 5 de septiembre de 2017 Alcarraz firmó sus dos últimos contratos en nuestra ciudad: la ejecución de obras de urbanización de la villa Pudeto II, lo que daría paso a la construcción de 136 viviendas.

La empresa tenía proyectado construir un estimado de 1.450 viviendas en Punta Arenas, pues a la villa Pudeto, etapa II, se sumaba la construcción de la villa Pudeto etapa III, Glaciares de la Patagonia I y Glaciares de la Patagonia II.

Sólo la etapa III de villa Pudeto tenía asignado un valor de 8.100 millones de pesos.