Necrológicas
  • Vania Vodanovic Pistelli
  • María Teresa Cheuquepil Millaquén
  • María Patricia Vargas Fuentes
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • Edith Cari Andrade
  • María Almonacid Miranda

Las definiciones del Parkinson que afecta a 150 personas en la región

Por La Prensa Austral jueves 16 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
591
Visitas

El tratamiento permite mejorar la calidad de vida.

En el Hospital Clínico son 150 las personas en tratamiento de Parkinson, una enfermedad neurológica, crónica y degenerativa, que puede afectar a cualquiera, aunque es más prevalente a mayor edad. Como es el caso de la mayoría de las patologías crónicas, especialmente aquellas que afectan el movimiento, se trata de un diagnóstico que impacta a nivel del núcleo familiar y que en las etapas avanzadas requiere de un cuidador.

El neurólogo Ramiro Fernández Calderón, jefe de la Unidad de Neurología del Hospital Clínico, destacó que los síntomas surgen cuando comienzan a morir algunas células. Quienes padecen la enfermedad tienen rigidez muscular, lentitud en el pensar y en el moverse, también puede aparecer un temblor, aunque no se da siempre (esto a pesar de que es uno de los síntomas característicos o con los cuales que la mayoría identifica la enfermedad), también pueden aparecer algunos dolores musculares que están asociados a la enfermedad, como las típicas alteraciones de la marcha a medida que va progresando.

“Inicialmente el paciente puede presentar una rigidez de algunas extremidad, por ejemplo, bracea poco al caminar y luego va aumentando la rigidez, cuando la enfermedad avanza se va alterando la marcha y finalmente los reflejos posturales se ven afectados, es decir, hay mayor facilidad de caer. Si eso aumenta más tenemos un paciente, que incluso puede llegar a la postración, pero eso se da en casos muy avanzados y deben pasar muchos años”, enfatizó.

El especialista acotó que hay tratamientos que buscan evitar que los síntomas sean tan severos, lo cual se trata con kinesiterapia para disminuir la rigidez y mejorar la estabilidad. Además se puede tratar con fármacos que se entregan cuando está más avanzada la enfermedad, lo que pueden hacer un manejo de los síntomas.

Mientras más edad tienen los pacientes, es más frecuente el diagnóstico. Sin embargo hay Parkinson juvenil, que es muy raro, en general es una enfermedad que se puede presentar después de los 40.

“No es hereditario, aunque en la zona central está asociado al uso de pesticida. La enfermedad no tiene un factor de riesgo asociado, así que es una patología degenerativa que le puede afectar a cualquiera. Es el envejecimiento de una parte del encéfalo”, planteó Ramiro Fernández, quien añade que la alimentación sana y el mantenerse activo socialmente ayudan a prevenir las enfermedades crónicas.

Si bien en algunos casos hay pérdida de memoria o demencia, esto es muy poco frecuente. Hay pacientes que están bien con la enfermedad por 30 años y otros que se deterioran más rápido y a los diez años, el deterioro es importante.