Necrológicas

Las incautaciones de cigarrillos falsificados han crecido en un 31%

Por La Prensa Austral sábado 21 de noviembre del 2015

Compartir esta noticia
164
Visitas

Son hechos de la causa: En lo que va del año 2015 se han incautado más de US$5 millones en productos falsificados en el país. Esto es sólo parte de las cifras que ayer la Cámara Nacional de Comercio (CNC), en conjunto con la Brigada de Investigación de Délitos Económicos de la PDI y la internacional British American Tabacco (Bat), dieron a conocer para evidenciar la realidad que vive el país en materia de comercio ilegal y piratería, así como sus efectos en el comercio establecido, la innovación y la seguridad ciudadana.

La reunión se enmarcó en el seminario “Comercio ilegal, causas, consecuencias y desafíos”, desarrollado en el Casino Dreams de Punta Arenas, y contó con la exposición del presidente de la CNC, Ricardo Mewes; el gerente de Integridad de Mercado de Bat, Francisco Ulloa y el jefe de la Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual de la PDI, subprefecto Cristián Lobos.

Comercio ilegal

Para los expositores, la clave para enfrentar este flagelo es concientizar a la comunidad de que el tráfico y la piratería atentan contra el comercio formal, el emprendimiento, la creatividad, el empleo y la sana competencia, generando además millonarias pérdidas económicas al Fisco, por concepto de evasión tributaria.

De acuerdo con antecedentes de la Brigada de Propiedad Intelectual (Bridepi) de la PDI, los delitos más comunes corresponden a la falsificación y piratería de marcas comerciales y derechos de autor, mayoritariamente referido a las industrias musical, de películas y de juegos de PC. Entre los productos más dañados están los licores, perfumes, medicamentos, juguetes, vestuario y accesorios, superando las incautaciones los US$ 5 millones en lo que va del año. Respecto del tabaco, este año se han incautado más de 235 mil cartones de cigarrillos en el país.

En tanto, el subprefecto de Bridepi, Cristián Lobos, planteó que en nuestra ciudad -en lo que va del año- se han registrado cerca de 3.000 incautaciones, cifra que podría aumentar llegando a un nivel similar a lo registrado el 2014, año en que se totalizaron 4.500.

En este análisis de las actividades que afectan a los ingresos del Fisco, Mewes se mostró preocupado por el gran perjuicio al Fisco pero relevó que en la generalidad, “sin lugar a dudas el que va a comprar un producto que evidentemente ha sido robado, es ilegal o falsificado, debe tener una sanción. Es un tema cultural en lo cual debemos trabajar pero la gente tiene que entender que con esto se está provocando un grave problema social”.

Cigarrillos falsificados

En 2012, el contrabando y falsificación de cigarrillos representaban el 3,2% de las ventas de la industria. Hoy la cifra asciende a 12%, derivando en pérdidas anuales de recaudación para el Fisco que superan los US$190 millones. En esto ha incidido el alza del impuesto específico a los cigarrillos legales, que se ha elevado hasta el 82%, dejando a la industria en desventaja respecto de los productos ‘pirata’.

Cabe notar que entre Temuco y Punta Arenas las incautaciones de cigarrillos falsificados han crecido en un 31% en lo que va de 2015, dándose en nuestra zona el ‘contrabando hormiga’. Este se percibe en el paso Integración Austral  Monte Aymond y en cruces como Laurita, Casas Viejas y Río Don Guillermo o a través del paso San Sebastián, con diversos métodos para transportar la carga ilícita.

En la práctica, el cigarrillo de contrabando se ha cuadruplicado en los últimos tres años. “No queremos que Punta Arenas se transforme en un Arica, donde 7 de cada 8 cajetillas que se consumen son de contrabando y que provienen mayormente desde Paraguay y desde Asia Pacífico, mientras que el falsificado, que es el que transita mucho por esta zona, viene de Argentina”, dijo Ulloa. 

Sanciones y multas

Ulloa finalizó indicando que los infractores se arriesgan a ser perseguidos por delito tributario, aduanero, bancario e infracción a la Ley del Tabaco. “En promedio, las multas pueden llegar a 50 UTM ($ 2.238.800); 300% del impuesto evadido o la clausura del punto de venta por reincidencia, que es potestad del municipio y el ministerio de Salud, con quienes estamos empezando a trabajar”.