Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Libro rescata la historia y figura de loberos y balleneros de la Patagonia

Por La Prensa Austral jueves 15 de diciembre del 2016

Compartir esta noticia
273
Visitas

El destacado historiador magallánico, Mateo Martinic Beros realizó la presentación del libro “William Low, lobero del fin del mundo”, escrito por el médico natalino, Armando Alvarez  Saldivia.

La presentación se efectuó en los salones del Restaurante El Cormorán de las Rocas.

En la ocasión Martinic destacó la investigación efectuada por Alvarez como “un aporte notable. Un trabajo de investigación de primer orden que contribuye al mejor conocimiento de la historia regional en uno de sus aspectos menos conocido como fue la presencia de loberos y balleneros en los comienzos del siglo XIX en la Patagonia y la Tierra del Fuego ”.

En el caso de William Low era tan conocido su fama de conocedor de los canales australes que su nombre fue sugerido por Bernardo O’Higgins desde el Perú al gobierno chileno para comandar la expedición para la toma de posesión del estrecho de Magallanes.

Armando Alvarez manifestó que “para mí ha sido muy grato tener a todo este público en esta presentación y las palabras de don Mateo Martinic dan fe de quien es este personaje descubierto para la historia”.

Armando Alvarez admitió que fue un trabajo largo, de cuatro años de investigación, que ahora se ve plasmado en este libro de alrededor de 400 páginas, titulado “William Low, lobero del fin del mundo”.

En ese periodo su autor realizó viajes a Carmen de Patagones (ciudad de la provincia de Buenos Aires), islas Malvinas (Falklands), Chiloé y también a corroborar algunos datos en el Archivo General de la Nación en Buenos Aires.

Low es un lobero de nacionalidad escocesa que llegó a la Patagonia alrededor de la primera o segunda década del siglo 19, quien finalmente se radicó en Chiloé donde dejó una extensa descendencia.