Necrológicas
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Clara Díaz Guenchor
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Melissa Alexandra Vera Torres
  • Luis Ortega Barría

Impacta caso de profesora magallánica jubilada que toca música en el Metro de Santiago para juntar algunas monedas

Por La Prensa Austral miércoles 20 de enero del 2016

Compartir esta noticia
6.148
Visitas

Por Silvia Leiva Elgueta
sleiva@laprensaaustral.cl

Forzada recibir una retribución en dinero, a cambio de entregar su arte musical en el Metro de Santiago, una profesora magallánica jubilada vive el otoño de sus días en una situación que apretuja el corazón. Precisamente en las estaciones Santa Lucía y Quinta Normal del tren subterráneo de la capital y sin más herramientas que una flauta, instrumento musical cuyos secretos para mejor tocarla enseñó por muchos a cientos de jóvenes magallánicos, se encuentra hoy Carmen Eliana Avilés Silva, profesora de música, jubilada, que a sus 74 años de vida interpreta distintas melodías en su inseparable instrumento de viento para con ello reunir algunas monedas provenientes de la caridad de las personas que a diario se desplazan por el medio de transporte capitalino y así poder ayudar a su hermano enfermo, ya que la pensión que el Estado de Chile le entrega no le alcanza para sobrevivir con la dignidad que sería dable de esperar para una persona que dedicó sus mejores días a formar a muchas generaciones.
El reloj marca las 23,40 horas de cualquier noche de los últimos dos años, algunas de las personas que caminan a su alrededor oyen la melodía y le entregan un aporte en dinero. Sus ojos brillan y sonríe ante la deferencia, atrás quedo la profesional que entregó su vida al servicio de la Educación en Magallanes y que hoy sólo tiene una pensión de $120.000 para llegar a fin de mes con un hermano enfermo. Profesora en Cerro Sombrero y de la Escuela España en Punta Arenas, Carmen se dedicó siempre a la docencia, aunque en algún minuto de su vida, tuvo que darle tregua a su vocación, pero no por un motivo feliz, sino por convertirse en una víctima más de la dictadura que gobernó Chile a partir de 1973, razón por la que su nombre llegó a los registros de la Comisión Valech.
Hoy, a sus 74 años, toca flauta principalmente en el Metro Quinta Normal, la pensión no le alcanza y necesita ayudar a su hermano quien está enfermo y que ha debido enfrentar un largo proceso para ponerse de pie nuevamente.
“En mis tocatas en el Metro, las personas me preguntan si me podían grabar. Cuando pasó esta señorita (Madelein Urra) y me pidió si lo podía grabar, supuse que podía ser para su familia, pero ella me dijo que lo iba a poner en Internet. Pero cuando lo subió a Facebook me trajo muchas bendiciones, incluso Leonardo Farkas me entregó un millón de pesos”, dijo ayer en la tarde la profesora jubilada a La Prensa Austral en un emotivo diálogo telefónico.
Contacto con sus antiguos alumnos
Con la emoción viva, agregó que esta instancia le ha permitido contactar a sus antiguos alumnos. “No merezco tanto cariño, ha sido conmovedor ver las muestras de afecto que se han generado”, dice la abuela a sus 74 años de edad.
Oriunda de Santiago, trabajó durante años en Magallanes, donde vivió hasta el año 2010, fecha en que retornó a Santiago a cuidar de dos hermanas, quienes posteriormente fallecieron durante el año 2012 producto del cáncer. De allí en adelante la diabetes y la depresión hicieron que mi hermano cayera en cama desde donde no se levantó más. “Ahora está logrando dar algunos pasos. Se operó de la vista y le salvaron el único ojito que le queda. Eso es muy caro y en el sistema público se esperan meses y no quiero esperar con él. Tengo que llevarlo a un neurólogo para saber qué problema tiene en su cabecita, eso es muy caro y voy a tener que trabajar muy duro para eso”.
Reconoció que nunca pensó que se iba a generar tantas ayudas. “Esto ha generado una avalancha de bendiciones, vienen estudiantes de Punta Arenas que van a realizar una tocata para ir en mi ayuda, pero es demasiado. Nunca imaginé que iba a haber tanto cariño, nunca creí que fuera así, por parte de los alumnos y de la gente”, dice emocionada la maestra.
Testimonios que conmueven
En medio de la conmoción que generaron los videos de esta recordada educadora a través de Internet, donde se la ve más delgada, pero con el mismo brillo en los ojos, sus alumnos la recuerdan como una profesora en Cerro Sombrero, en la Escuela España, en el Colegio Cruz del Sur y en la Parroquia Juan XXIII. A cada paso, sus exalumnos reconocen que siempre ha sido una persona cálida y algunos cuentan que les consta que usaba parte de su sueldo para comprar instrumentos musicales, para que todos sus educandos aprendieran.
Una de sus alumnas, Michelle Lhuissier Barrientos escribió en Facebook: “Yo la recuerdo y eso que yo sólo tenía seis años, pero sus ojitos y la calidez con la que enseñaba jamás se olvida. Me partió el alma al darme cuenta que era ella, mi dulce “profe” de música, la primera que me enseñó a usar una flauta y amar la música”.
En tanto, Cari Mancilla, otra de sus alumnas, comentó: “Queremos retribuirle toda su entrega de tantos años que tuvo con gran parte de nosotros tanto en colegios como en la Iglesia, ayudando al prójimo aunque tuviera que dar sus últimos pesitos”.
Farkas dona un millón
Luego de escuchar la interpretación que hizo la educadora del tema de la serie animada “El Detective Conan”, el reconocido filántropo Leonardo Farkas realizó una donación de un millón de pesos. El empresario es reconocido a nivel nacional por las donaciones que ha realizado a las familias y a las distintas instituciones.
A través de su cuenta en Facebook, el empresario respondió al video que se compartió alrededor de 4.000 veces y reproducido en más de 600.000 ocasiones señalando: “Que una Profesora chilena, pida limosna en el Metro de Santiago, por tener una pensión de miseria, es una vergüenza. Díganle dónde le deposito 1 millón de pesos”. En sólo 20 minutos su post fue compartido casi 8 mil veces, y ha recibido numerosas felicitaciones por parte de sus seguidores en la red social.
El mensaje a través
de las redes sociales
Madelein Urra fue quien gravó el video que, posteriormente, fue viral. El post fue acompañado por un texto en el que se señaló: “Cuando salía del Metro, siendo las 10,40 de la noche del jueves 14 de enero, me quedé contemplando a esta abuelita, mi corazón se conmovía pero a la vez tenía sentimientos encontrados de ver a esta abuelita tocando su flauta a estas horas de la noche, tenía su bolsita en el suelo y creo que muchos al igual que yo dejaron su monedita en aquella bolsa, quizás por respeto a la edad, quizás por no entender que trabajará sabiendo que debería estar en su casa descansando o tomando un té con su familia, no quedé tranquila y me acerqué a hablarle, la abuelita emocionada me daba las gracias por escuchar su melodía, me contaba que fue maestra de música y que vive con su hermano que está enfermo”.