Necrológicas
  • Isabel Barrientos Barría
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Elsa Marzan Díaz
  • Francisco Javier Cadín Díaz
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Olegario Pérez Oyarzo
  • Irma Krautz Ruiz
  • Jorge González Reyes

Llevan seis días pala en mano despejando casi el metro de nieve acumulado frente a sus viviendas

Por La Prensa Austral sábado 11 de julio del 2015

Compartir esta noticia
8.524
Visitas

Tengo una camioneta que quedó atascada, y jodió el embriague. La máquina está escarchada y urge bajarla a un taller, pero así como están los caminos se hace imposible”, relata con evidente desazón, Alfredo Herrera Rojas, un joven padre de familia del sector Rincón Chileno, camino al Club Andino, quien combina su rol de jefe de hogar, con oficios vinculados al rubro de la  construcción. A la par de ello, cursa su segundo año como estudiante de la Universidad  Tecnológica de Chile-Inacap.

“Estoy estudiando Técnico en Construcción en Inacap y estas son mis últimas semanas de clases, antes de salir de vacaciones de invierno. Cuando partió la nevazón, tuve que hacer el trayecto hasta Punta Arenas, como pude, pero luego nos quedamos literalmente aislados y ahí ya no pude bajar”, cuenta Herrera a La Prensa Austral, manifestando que está inquieto por evitar que su bebé Felipe Ignacio (de tan sólo ocho meses), pueda enfermar con las nevadas y teme por el abastecimiento de leña.

“La leña está totalmente mojada, quedó tapada con la nieve. Mi hijo hasta el momento se ha mantenido bien, pero con mi esposa, tememos quedar sin combustible”, asevera el joven poblador.

En Rincón Chileno -sector ubicado a un kilómetro de Monteverde- en una vía de tierra que gira a un costado de la ruta al Club Andino, los vecinos con palas en mano, llevan seis días despejando el casi metro de nieve acumulado a la entrada a sus viviendas, faenas que se tornan infructuosas, sin los refuerzos de una retroexcavadora.

Para Nelson García López, otro vecino del lugar, debe decretarse una posible llegada de maquinaria, dado que los choferes que llegan hasta el lugar –mandatados para prestar auxilio- retroceden en los cruces, quedando los vecinos en total desamparo.

“Hace poco vino una máquina de una constructora, pero le faltaron 300 metros para llegar hasta aquí y cuando le consultamos por qué no subía, nos señaló que no tenía cadenas. A partir del domingo pasado, quedamos aislados, sin poder bajar a la ciudad. Aquí hay familias con personas enfermas y si la situación empeora, en caso de requerir una ayuda médica, pueda ser fatal”, testimonió García.

El poblador, tiene a su padre de 77 años, inmovilizado en una habitación, a raíz de dos trombosis sucesivas que le han generado una parálisis parcial en el cuerpo.

“Mi padre ha sufrido dos trombosis. Sin embargo, su situación clínica no está catalogada como ‘paciente postrado’, porque no usa pañales, que fue lo que nos señalaron en el hospital. Pero, en el fondo es lo mismo, porque no puede moverse solo. Y en una situación de emergencia, sin acceso a salir a la ciudad, simplemente quedamos de manos atadas”, afirmó Nelson García.

Los vecinos del sector Rincón Chileno, concuerdan en que si el camino al Club Andino es atendido en forma constante, deberían desplegarse los operativos de despeje de caminos requeridos, para ellos y sus familias.