Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica

Locatarios del Centro Artesanal celebraron cumpleaños de descendiente kawésqar

Por La Prensa Austral viernes 31 de agosto del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
257
Visitas

Oficialmente, tiene 85 años, pero su hija calcula que tiene más de 90 años y que no sería extraño que estuviese cerca de los 100. Pero más allá de las cifras, en el Centro Artesanal Municipal celebraron con mucho cariño el cumpleaños de Rosa Esperanza Catalán Portales, uno de los últimos vestigios vivos de lo que fue la etnia kawésqar.

Rodeada de muchas de las creaciones que ella vio nacer desde que era niña en el seno Otway, Rosa Catalán cumplió el rito occidental de apagar las velas de la torta y compartir junto a sus compañeros del Centro, además de su hija Celina Llanllán. “Es una felicidad para ella y para todos, que sea reconocida su vida y su descendencia en su propia región. Ella es kawésqar por madre y padre, ella es del sector seno Otway y hace poquito recuperamos un territorio ancestral, isla Englefield, que fue donde ella vivió en su niñez, así que para ella es algo muy lindo, aunque hubiera querido disfrutarlo un poco más joven, pero no se pudo, así que ya estamos listos para hacer cultura por allá. Cada vez que intentamos hacer un viaje, la llevamos, pero no tenemos los medios, sino que por medio de empresas que trabajan con nosotros podemos hacer estos traslados”.

Respecto de la vida de Rosa Catalán Portales, su hija destacó que “ella nació por seno Otway, por la isla Englefield, que fue uno de sus territorios preferidos, hasta que después se junta con alguien de la cultura chilota y continúa la navegación y ambas culturas se mezclan. Pero sigue la navegación como nómades canoeros, mi padre era cazador de lobos, cortador de ciprés, ella siempre a su lado y nosotros fuimos creciendo en todos los lugares ancestrales de nuestro territorio, en diferentes partes. Ella navegó en canoa, pudo vivir su cultura bastante bien. Esa es la importancia de los territorios que recuperamos y por los que hemos luchado tanto, es para poder dar a conocer que realmente, estas personas que están en las últimas etapas de sus vidas, se conozca que ellos aprecian su cultura y que a pesar de la edad que tengan, quieren seguir navegando; a ellos les gusta trajinar su territorio, es como su casa. Ella está contenta y por eso ha podido seguir viviendo y haber visto que su territorio ha sido recuperado como ella quería”, resaltó Celina Llanllán, haciendo referencia a la devolución de terrenos, por parte de Bienes Nacionales, para que puedan desarrollar un proyecto de etnoturismo en la tierra en que Rosa Catalán Portales nació junto al resto de su comunidad kawésqar, en seno Otway.