Necrológicas
  • Raúl Sergio Miguez Quinán

Los inmigrantes escoceses Douglas Tennanth y su descendencia

Por La Prensa Austral domingo 5 de junio del 2016

Compartir esta noticia
Visitas

Por Lidia Mihovilovic

La inmigración europea representante del Viejo Continente estuvo presente en esta región patagónica, cuando aún los pueblos primitivos campeaban por su espacio en busca de alimentos.

Algunos de los factores que produjeron la inmigración fueron: extracción aurífera, comercio, explotación forestal y ganadería.

Esto trajo la atención de los británicos asentados en las islas Falkland, especialmente los escoceses por la ganadería, quienes -poseedores de manos expertas por la crianza ovina y por las condiciones climáticas similares a las de su país- no tardaron en asentarse.

Ya en 1876 el gobernador Dublé Almeyda con ocasión de su viaje al archipiélago citado, por la compra de 300 ovejas, los invitaba a asentarse en Punta Arenas, lo mismo hizo Carlos Moyano en 1888 de la provincia de Santa Cruz en Argentina.

Esto produjo una inmigración oleada migratoria notable. Existía, además, una goleta correo que ayudó a esta inmigración.

Uno de estos representantes fue Thomas Douglas quien arribó a nuestras playas en 1880 acompañado de su esposa Annie Tennanth. Su primera actividad fue la ganadería.

Prendado de Magallanes, adquirió una propiedad en la calle Talca (hoy Armando Sanhueza) que desde entonces se encuentra en poder de sus descendientes.

Su esposa Annie, presumiblemente primera enfermera de profesión en esta región, formada en la escuela de Florence Hightingal (enfermera filantrópica quien contribuyó a reducir la causa de muchas enfermedades), siguió los pasos de esta benemérita.

Annie trabajó con el médico Thomas Fenton y se dedicó el resto de su existencia al servicio de los necesitados. Se la recuerda especialmente por la tragedia de la Dottorel, buque británico que explotó en la bahía en 1881 curando los heridos cuyos compañeros muertos descansan en el Cementerio Municipal. Sus servicios los desempeñó hasta el año de su fallecimiento ocurrido en 1933 a los 83 años de edad.

El tronco familiar fundado por Thomas Douglas y Annie Tennanth, ambos naturales de Escocia fue numerosa, estaba conformada por: Thomas (nacido en Escocia), Williams, Margaret, Walter, Jessae, Mary Annie en las Malvinas, Johnn y Annie en Punta Arenas. Esta última, posteriormente radicada en Canadá.

El matrimonio Douglas-Tennanth tuvo muchísima descendencia y estos se han establecido en la Patagonia tanto chilena como argentina, dedicada a diversas actividades, tanto económicas sociales especialmente a la ganadería. Ambos reflejan el pasado pionero cuando Magallanes empezaba a poblarse. Ellos fueron: los Douglas-Ojeda, Douglas-Tolentino, Wever-Douglas, Nielsen-Douglas y Douglas-Mc Lean.

Aquí en Punta Arenas se recuerda a Thomas Douglas Ojeda: quien fuera nieto y un meritorio deportista del Club Olimpia en la rama del atletismo; entre los bisnietos sobresalen Alfredo y Oscar Douglas Dobson, siendo el primero un excelente deportista del Club Progreso, mientras el segundo participó en competencias de automovilismo en Ford T.