Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

“Los sectores donde está construyendo el CMT son de difícil acceso y no pasa por instalar más máquinas”

Por La Prensa Austral jueves 24 de noviembre del 2016

Compartir esta noticia
174
Visitas

“Como decisión geopolítica, se ha considerado que la ejecución de proyectos emblemáticos como éste, se realice por parte del Cuerpo Militar del Trabajo, que además tiene un sistema de evaluación social distinto a un contrato tradicional particular, donde se utiliza la variable costo-beneficio, ya que aquí aplica el costo-eficiencia”.
Así lo indicó ayer el secretario regional ministerial de Obras Públicas, Ricardo Haro Bustamante, tras conocer la propuesta de los consejeros regionales, de incorporar una empresa privada a los trabajos de construcción de la ruta Vicuña-Yendegaia, con el propósito de agilizar los avances de ejecución de este proyecto que iniciado en 1994 -el que considera 135 kilómetros-, avanza a la fecha en su etapa XI, con proyección de término en 2025, uniendo así Puerto Williams con la isla de Tierra del Fuego. “Actualmente tenemos dos convenios con el Cuerpo Militar del Trabajo, los que están en dos frentes, uno en el sector de Lago Fagnano y el otro en Caleta 2 de Mayo, los que finalizan en 2019”, puntualizó.
El personero consignó además que en general, los avances en zonas tan extremas y aisladas, muchas veces se van dando de acuerdo a las condiciones climáticas existentes en la zona, lo que explica la cantidad de años que han transcurrido en el desarrollo de las obras. “Eso influye también al momento de indicar que en Magallanes, proyectos como este se efectúen a través del Cuerpo Militar del Trabajo. Las construcciones de sendas de penetración no son labores de fácil acceso y realización, por lo que tienen un ritmo distinto de otras que son ‘normales’ y que se realizan cerca de la ciudad. En la época de invierno, por ejemplo, los trabajos prácticamente se paralizan durante 4 meses, dependiendo de las características que existan y eso influye en los avances”.
Empresas y estado
de avance
Ante la eventualidad de incorporar firmas privadas a otras faenas menores, pero que contribuyan al avance general del proyecto, Haro planteó que “se debe analizar si es factible que éstas den alguna rentabilidad a las empresas. Los sectores donde está construyendo el CMT son de difícil acceso y no pasa por instalar más máquinas, sino en cómo hacemos más eficientes algunos trabajos. En ese sentido estamos permanentemente en contacto con el CMT, viendo las dificultades geográficas principalmente en el sector y que nos impide avanzar al ritmo que quisiéramos. Son cosas que hay que estudiar y para eso vamos a preparar una visita con el Consejo Regional, para que puedan apreciar las labores que se están ejecutando”.