Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría
Acción penal va dirigida contra un apoderado y sus dos hijos

Madre se querelló por violenta agresión a su hijo afuera del Instituto Don Bosco

Por La Prensa Austral sábado 6 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
1.040
Visitas

El grave incidente estalló el pasado 20 de junio, en respuesta, según declaró el apoderado
imputado, a los actos de bullying que venía soportando su hijo por parte de quien ahora figura como víctima.

través de la abogada Martina Pradenas, de la Corporación de Asistencia Judicial, una mamá interpuso una querella criminal en el Juzgado de Garantía por las lesiones graves sufridas por su hijo, un alumno del Instituto Don Bosco, agredido cuando salía de clases, el 20 de junio pasado. El estudiante resultó con una fractura clavicular.

De acuerdo al relato de los hechos, el hijo de Sandra Alvarez Colipán, permanecía afuera del establecimiento educacional, por calle Maipú, cuando Carlos Quiroz Araya junto a dos de sus hijos, uno de ellos, compañero de liceo del afectado, descendieron de un automóvil para agredir a su hijo, atacándolo con golpes de pies y puños en diversas partes del cuerpo, botándolo al suelo, donde continuaron con la golpiza. El escrito detalla que en ese momento, mediaron otros alumnos del colegio, algunos funcionarios e incluso comerciantes que trabajan en las inmediaciones. Se señala que una vez retirados del lugar Quiroz y sus hijos, éstos amenazaron a la víctima y a sus amigos.

A juicio de la parte querellante, lo anterior configura el delito de lesiones graves contemplado en la ley, ya que los supuestos atacantes habrían actuado con dolo contra el menor, quien además de las múltiples contusiones resultó con una fractura de clavícula izquierda.

En su momento, Sandra Alvarez anunció las acciones judiciales, pese a que los imputados aseguraron que la agresión habría sido en respuesta a los supuestos apremios que un grupo de estudiantes ejercía sobre el menor de los integrantes de la familia que se tomó la justicia por sus manos. La mujer reclamó que la lesión sufrida por su hijo le coartaría su futuro deportivo, dado que practicaba artes marciales, y se estaba preparando para emprender una carrera en la que una buena condición física resulta fundamental.

En la querella se solicita oficiar al Ministerio Público para que conduzca la investigación contra los imputados. El procedimiento judicial se encuentra en marcha desde el 20 de junio pasado, cuando el padre y su hijo mayor fueron formalizados ante el Juzgado de Garantía por la grave lesión sufrida por la víctima.

En aquella oportunidad, Carlos Quiroz pidió disculpas por este incidente, atribuyendo lo ocurrido a una situación que se habría “salido de las manos”, reaccionando airadamente ante el supuesto “bullying” del que estaba siendo víctima su hijo menor.