Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Magallanes duplica tasa nacional de contagio por sífilis

Por La Prensa Austral miércoles 5 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
409
Visitas

El desconocimiento que existe en torno a las medidas de prevención, es el principal argumento entregado por la autoridad sanitaria para explicar la importante prevalencia de la sífilis (enfermedad de transmisión sexual) en Magallanes.

En este escenario, el secretario regional ministerial de Salud, Oscar Vargas Zec, explicó que la región duplica la tasa nacional de contagios, que es de 20 por cada 100 mil habitantes. “En el caso de la sífilis estamos casi en el doble de los promedios nacionales con tasas del orden de 50 por 100 mil habitantes, lo que significa que tenemos que poner mucha atención con nuestros jóvenes. Estas son enfermedades que están presentes en la comunidad y que esperamos controlar”, remarcó.

La detección de VIH y sífilis en las mujeres gestantes está considerada en el examen de medicina preventiva de la Ley de Garantías Explícitas en Salud.

Eduardo Velásquez, encargado del Programa de Salud Sexual, reconoció que la sífilis presentó un aumento importante. “Veníamos con una media de 25 casos anuales y el 2014 tuvimos 82 casos. Podemos buscar muchas explicaciones pero el factor de riesgo más importante de la población es la ignorancia de cómo prevenir. El autocuidado es el que debe ser incorporado en las poblaciones de joven y adulto-joven”, subrayó.

Estos datos estadísticos fueron dados a conocer en el marco de las acciones preventivas que realiza la seremi de Salud, a través del Programa de Salud Sexual, y en conjunto con la carrera de Enfermería de la Universidad de Magallanes, instancia bajo la cual se realizó en la mañana de ayer una mesa educativa destinada a los estudiantes de esta casa de estudios.

El seremi Oscar Vargas planteó que se trata de un trabajo que se desarrolla con la participación de alumnos de Enfermería que han sido formados como monitores de VIH y en infecciones de transmisión sexual. A través de ellos se pretende llegar a los jóvenes por ser este un grupo etáreo que presenta una situación de riesgo.

Añadió que el año pasado alrededor de 150 personas fueron notificadas como portadoras de enfermedades de transmisión sexual, entre ellas hepatitis B, sífilis y VIH.

Sobre las secuelas que dejan estas enfermedades, el enfermero Eduardo Velásquez sostuvo que en el caso de la hepatitis B los pacientes corren el riesgo de contraer cáncer de hígado y cirrosis hepática. En cuanto al VIH se considera una enfermedad crónica, mortal, pero ambas, enfatizó, se pueden prevenir para lo cual es necesario educar y es la estrategia que están empleando, aunque reconoció que cambiar las conductas es un proceso prolongado y difícil.

Por lo mismo se mostró preocupado por los resultados de una encuesta del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) de 2012, donde refleja que sólo el 56% de los jóvenes identifique las vías de transmisión del VIH. Lo anterior, se plantea como un gran desafío al equipo de salud, ser perseverantes y seguir educando para internalizar el mensaje preventivo.