Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre

Magallanes se suma a conmemoración de la Semana de Lactancia Materna

Por La Prensa Austral domingo 29 de julio del 2018

Compartir esta noticia
154
Visitas

Compatibilizar el trabajo o los estudios con la lactancia, son parte de las dificultades que enfrentan las mamás para mantener la lactancia.

“Lo seguí intentando porque no quería que mi hijo tomara fórmula”. Con estas palabras Camila Soto Velásquez explica su proceso de lactancia con su hijo Baltazar Barrientos, de siete meses. Este fue su primer embarazo y fue justo en este proceso que se enteró de que era alergia a la caseina, una proteína de la leche de vaca. “Mi embarazo fue sin lácteos, y así estuve con dieta”, explica Camila, quien sostiene a Baltazar, quien tiene alergia a la proteína de la leche de vaca.

El bebé tiene una alimentación mixta, es decir, que incluye fórmula. “Cuando lo diagnosticaron tenía cuatro meses, cada vez que tomaba leche, se enronchaba, tenía sarpullido, lloraba y estaba irritable”, comentó.

Reconoció que fue un proceso complejo y doloroso, en el cual muchas personas que decían: “Pero, cómo no vas a poder si eres la mamá”. Sin embargo, con el paso del tiempo pudo mejorar, para ella el secreto es no rendirse.

Por su parte, Camila Hernández, junto a su hijo Tomás, explicó que para ella el proceso de lactancia se dio de manera natural. “Yo había leído mucho del embarazo y de la lactancia, así que el proceso se dio de manera natural. No me costó y yo quería dar pecho, al comienzo usaba protectores que cubren el pezón”, comentó.

Para Camila el proceso más complicado fue reintegrarse a su trabajo, “porque donde debía cumplir horarios y no siempre hay comprensión, a veces me calculaban el tiempo o me llamaban para ver cuánto me faltaba”, reconoce.

De la misma manera, Daniela Pérez se pregunta cómo mantendrá la lactancia con su hijo Pascual Hernández, quien nació el 18 de febrero pasado, una vez que vuelva a trabajar.

“Te dicen no importa si a ti igual te criaron con relleno y fuiste igual a la universidad, pero yo leía de lactancia y quería darle eso a mi hijo. En una primera instancia tuve problema en los pechos y tenía dolor, es difícil, es un proceso y luego logras el vínculo”, comentó Daniela.

Grupo de lactancia

El grupo de lactancia es una organización sin fines de lucro, que busca apoyar a las mamás que se están iniciando en este proceso o que han presentado dificultades en los meses posteriores. “Este es un grupo que funciona por redes sociales respondiendo a las consultas de las mamás las 24 horas, esto se realiza a través de voluntariados de madres que han tenido experiencias exitosas en lactancia y pueden dar una ayuda, mientras que para aquellos casos que requieran ayuda profesional, ahí estoy yo, por ejemplo para una derivación oportuna para una posible mastitis, para algún absceso mamario o para algún problema específico de succión que requiera atención médica o de matrona ahí nosotros coordinamos a través de la red asistencial”, explicó la matrona.

Este espacio permite a las madres que consulten ante cualquier dificultad en torno a la lactancia materna, tales como dolor al amamantar, grietas en los pezones, sensación de que el niño(a) queda con hambre,  preparación de la madre al ingreso al trabajo o sistema educacional, acudiendo de forma espontánea, consulta de alerta, urgencia o de seguimiento, con el objetivo de acompañarlas en el proceso de la lactancia en todo momento.

Semana de la Lactancia

La primera semana de agosto se celebra la Semana de la Lactancia Materna, iniciativa que nace desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unicef para fomentar la lactancia materna. “Esto ha hecho que los países deban legislar para facilitar a las madres en su período de amamantamiento, mejorando las condiciones laborales y por eso es que en Chile se cuenta con el post natal de seis meses y el (programa) Chile Crece Contigo”, comentó

La matrona Natalie Flores explicó que, en este contexto, se trabaja en acciones concretas para que las mamás puedan dar pecho disminuyendo al máximo la instalación de fórmulas para los bebés. “La OMS dice que ojalá los niños estén con lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y de ahí en adelante ojalá mantenerlo. No hay una indicación para el destete, así que eso depende de la mamá y de su hijo”, comentó.