Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Más de 100 jóvenes de todo el país se congregarán en Encuentro Nacional de Cevas

Por La Prensa Austral domingo 14 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
194
Visitas

Debido a que los Centros de Vacaciones, iniciativa que nació en Punta Arenas, cumple 45 años de existencia, se desarrollará en Magallanes el Encuentro Nacional de Cevas que convocará a jóvenes que viven entre Vallenar y Punta Arenas para intercambiar experiencias y entregar los lineamientos para el próximo Cevas.

El sacerdote Ricardo Gómez Herrera, asesor nacional de los centros de vacaciones solidarios, y Alvaro González, coordinador nacional de los Cevas, señalaron que la actividad espera convocar a más de 100 representantes de los grupos existentes en todo Chile. Ambos llegaron para revisar la logística del viaje. El objetivo principal de esta jornada será intercambiar experiencias, enriquecer la labor realizada y fortalecer la organización a nivel nacional y en las respectivas diócesis.

“Es el XI Encuentro Nacional de Cevas, que por primera vez se va a realizar en Punta Arenas, y se hará en conmemoración de los 45 años de la creación de los Cevas, que busca dar unas cristianas vacaciones a los niños que no tienen posibilidades de salir. En Chile son cerca de 50 experiencias Cevas, instaladas de Vallenar a Punta Arenas”, comentó el sacerdote.

Por su parte, Alvaro González explicó que como coordinación nacional entregan los lineamientos para el próximo verano, ven los lemas generales con la especificación de la catequesis, quienes lo usan como base para preparar los Cevas de verano.

Los centros de vacaciones solidarias nacen en Punta Arenas para entregar recreación a los niños y niñas, generalmente de escasos recursos, en las vacaciones de invierno y verano. Con este fin, desarrollan una serie de actividades recreativas a cargo de jóvenes voluntarios, tales como juegos al aire libre, funciones de títeres, representaciones, rutinas y trabajos manuales, organizados en torno a un lema especial para cada día.

Durante los meses del año en que no se efectúan los Cevas, los monitores participan de la vida de sus respectivas comunidades, asisten a cursos y talleres de formación en distintos temas, y también realizan beneficios para reunir recursos que les permitan financiar sus actividades con los niños.