Necrológicas
  • Erna del Carmen Ahern Vargas
  • Juan Nelson Umaña Belmar
  • Luis Ernesto Segovia Segovia
  • Roberto Carvajal Serón

Más de 120 vacunas contra la fiebre amarilla se han administrado en el vacunatorio internacional de Clínica Magallanes

Por La Prensa Austral martes 13 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
912
Visitas

Con la aplicación de más de 120 vacunas contra de la fiebre amarilla en lo que va del año, el vacunatorio internacional de la Clínica Magallanes ha enfrentado un importante aumento en la demanda por esta inoculación que está recomendada para quienes preparan un viaje a Brasil. “Con el brote en Brasil hemos llegado a administrar 120 dosis y eso es lo que se puede administrar en un año, así que ha aumentado”, comentó la enfermera coordinadora del Centro Médico y directora técnica del vacunatorio internacional de la Clínica Magallanes, Lorena Ruiz Leiva.

Quienes necesiten la vacuna se pueden registrar en el vacunatorio de la Clínica Magallanes, desde donde serán contactados cuando llegue nuevo stock de la vacuna, estimado para esta semana.

Ante la consulta, la directora técnica del vacunatorio internacional de la Clínica Magallanes, Lorena Ruiz Leiva, explicó que quienes necesiten administrarse la vacuna deben hacerlo al menos con diez días antes de exponerse al virus (de viajar), ya que este es el período que el cuerpo demora en generar una respuesta del sistema inmune y generar anticuerpos. En relación a la administración de la vacuna, la enfermera comentó que las personas que quieran administrarse la vacuna deben tener su cédula de identidad y la prescripción médica.

“La fiebre amarilla está en países africanos, sudamericanos y algunos países tropicales. En el caso de Sudamérica está presente en todos los países, excepto en Chile. En el resto de los países, se recomienda la vacuna, pero no es una exigencia. Sin embargo, en países de Sudáfrica, China o Tailandia se exige la certificación si se ha tenido escalas en Brasil mínimo 10 días antes o no se permite el ingreso”, explicó Lorena Ruiz.

Sobre esta situación, la enfermera del programa de inmunizaciones de la Seremi de Salud, Mónica Rosas llamó a la comunidad a informarse con anticipación respecto de los requerimientos que se exigen a la hora de viajar, considerando la ruta en que se va a transitar.

Este aumento de la demanda se produce luego que se informara sobre la existencia de un brote de fiebre amarilla que supera el centenar de casos en ciudades de Brasil. Esta enfermedad, que es endémica de Brasil, está concentrada al interior de valles y lugares de más altitud, pero generalmente el borde costero de esa nación está libre de casos de fiebre amarilla, sin embargo, la particularidad de este año es que se han registrado contagios en estados como Río de Janeiro, que antes no habían tenido lo que ha generado que las autoridades deban aumentar las precauciones.

Otras medidas

La profesional de la Clínica Magallanes explicó que otra de las medidas de precaución para los viajeros, es el uso de repelente, que debe tener el componente D.E.E.T, el cual debe estar presente en concentraciones superiores al 30%.

“El uso continuo de este producto protege de la picadura del mosquito que provoca la fiebre amarilla o de otros insectos, y con esto estamos haciendo un corte a la transmisión de estas enfermedades que no sólo puede ser fiebre amarilla, sino virus zika, dengue, malaria u otras”.

La profesional recomendó evitar las cremas o jabones con olores, y las ropas con demasiados estampados, ya que esto atrae a los insectos. Además, se ha recomendado a los viajeros el lavado continuo de manos con agua y jabón, complementando con alcohol gel, y el consumo seguro de agua y alimento a través de la ingesta de agua embotellada, evitar el uso de hielo o de agua de cañería. No consumir de preferencia mariscos y pescados crudos, productos lácteos no pasteurizados y siempre privilegiar locales autorizados para comer.

Cabe recordar que hay dos vacunatorios internacionales autorizados en Magallanes (Clínica Magallanes y Megasalud). Mientras que el vacunatorio de la Seremi de Salud de Magallanes dejó de entregar esta prestación, enfocándose sólo en funcionarios públicos que viajen por cometido funcionario.