Necrológicas
  • Carlos Warner
  • Filomena Cárcamo

Celina Llanllán: “Más de 17 años hemos luchado por recuperar ese pedacito de terreno, imagínese con la cultura”

Por La Prensa Austral domingo 2 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
559
Visitas

– Tras la cesión por parte de Bienes Nacionales de la isla Englefield a la comunidad kawésqar, comenzará a desarrollarse un proyecto de etnoturismo, en la que el visitante podrá conocer cómo vivía este pueblo que, a su vez, podrá recuperar parte de su territorio y sus costumbres.

Los últimos días han sido de celebración para la comunidad kawésqar. Primero con la celebración del cumpleaños de Rosa Catalán Portales, que se realizó en el Centro Artesanal Municipal, y donde la descendiente de la etnia cumplió más de 90 años. Pero además, porque el gobierno, a través de Bienes Nacionales, entregó (o más bien, devolvió) el territorio de isla Englefield, en el seno Otway, para que la comunidad pueda desarrollar un proyecto de etnoturismo que permitirá, primero, difundir su cultura entre los visitantes, y además, mantener sus costumbres y forma de vida.

La dirigente kawésqar Celina Llanllán (“como sale en el carné, pero debería ser separado”, advierte) resaltó la importancia que tiene para ellos esta cesión de parte del gobierno. “Mi lucha es recuperar los territorios y dar a conocer a la ciudadanía que estos territorios han sido todos indígenas y si hoy en día hay colonización es porque llegó gente de afuera y muchos de ellos ocuparon esos territorios pasando por fuera de la gente indígena, que vivió su exterminio, todo su atropello; entonces para la descendencia nos queda luchar por un territorio y volver a intentar hacer cultura, algo que nunca debió acabarse en el territorio, como pasó con los selknam”, advierte.

Específicamente, el proyecto contempla, según Llanllán, “levantar las viviendas indígenas en las que se vivía nuestra cultura. Con ese conocimiento que tenemos vamos a volver a hacer aldeas indígenas para hacer etnoturismo, para toda la comunidad y los que quieran ir de afuera, que sepan que esa cultura no ha muerto. También queremos que los jóvenes, con sus nuevas ideas, hagan prevalecer una cultura más modernizada, una combinación de culturas, nunca perderse la tradicional autóctona de nuestros ancestros. Aunque no tengamos todo el conocimiento, sí vamos a recuperar lo que se había perdido, aunque no sea en su totalidad y tal cual como es, porque sí o sí vamos a tener que navegar con todos los reglamentos que exige el gobierno y la Armada, parte de la cultura igual se va a ir extinguiendo porque no se va a permitir. Es como penoso, pero si lo podemos hacer en trechos cortos, lo haremos, para seguridad de nosotros mismos, de los visitantes. Mi idea es levantar un hogar porque he visto gente de nosotros que está llegando a ser ancianos y se necesita darle un espacio a ellos y tener su espacio para que puedan estar cómodos, un espacio-hogar, y ahí mismo en su territorio, donde puedan salir a mariscar, porque el territorio aún no se ha contaminado con marea roja, entonces es un privilegio”, detalló entusiasmada la dirigente kawesqar.

Es por ello que valora la iniciativa del Estado, porque “más de 17 años hemos luchado por recuperar ese pedacito de terreno, imagínese con la cultura, muchísimos años más todavía, pero seguiré dando la lucha. Igual se han abierto espacios y eso se lo agradecemos al gobierno igual, porque gracias a que nos han escuchado aunque hayan pasado gobiernos. Agradezco enormemente a Bienes Nacionales, al gobierno de Piñera, también con parte del gobierno anterior que fue con quienes comenzamos la lucha y que fue dando unas señales de luces para bien, entonces no se puede dejar de lado y se reconoce”.

Finalmente, Celina Llanllán calcula que poder concretar este proyecto, “requiere de una inversión de dinero muchísimo mayor, porque necesitamos el transporte vía marítima y terrestre; son proyectos grandes que tenemos que hacer con ONG’S, cosa que puedan entregar esos aportes, porque con aportes de la región no podemos, no encaja con nuestras necesidades. Aún está en que se está viendo todavía, pero sí tenemos un plan de trabajo con un arquitecto joven que nos ha diseñado muy lindo estos proyectos en la isla, como domos, casas para cada familia; tenemos 14 familias en nuestra comunidad, y el domo sería lo primordial para habitar la isla”. Eso sí, no todos podrán regresar a isla Englefield, porque muchos están establecidos en Punta Arenas. “Irán los que puedan, porque muchos tienen sus trabajos que no pueden dejar, al fin y al cabo es una isla, está a trasmano, no tenemos las vías para estar trajinando, así que todo eso hay que considerarlo, hay muchas trabas y habrá que buscar la forma de poder hacer cultura allá, acá hay familias estudiando, así que hay que organizarse”, finalizó la dirigente kawésqar.