Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Más de 700 colectivos y taxis básicos se movilizaron

Por La Prensa Austral viernes 13 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
506
Visitas

Más de 700 taxis colectivos y taxis básicos se sumaron ayer a la convocatoria de la Confederación Nacional de Taxis Colectivos de Chile, Conatacoch, en rechazo a las señales del Parlamento que evidenciarían la intención de levantar un proyecto de Ley para regular y/o legalizar aplicaciones consideradas ilegales por los gremios, como sería el caso de Uber. Sumada a esta bandera de lucha, los rodados magallánicos alzaron la voz también en apoyo a las movilizaciones que se realizan en Chiloé y condenaron a las salmoneras por haber vertido salmones muertos al mar en la Región de Los Lagos.

Movilización y carta

El nivel de adhesión a la caravana que partió pasadas las 10 horas desde el sector de Tres Puentes en dirección a la intendencia regional -a eso de las 12 horas- fue confirmada por el presidente de la Asociación Gremial de Taxis Colectivos de Punta Arenas, Tacopa, Marcelino Aguayo Concha, quien participó de la masiva movilización de conductores.

Una vez en el edificio del gobierno regional, el gremialista se reunió con el secretario regional ministerial (s) de Transportes, Ricardo Haro Bustamante, y el seremi de Gobierno Baldovino Gómez Alba, a quienes entregó una carta con el petitorio tanto a nivel nacional como regional, elaborado por los gremios y que no sólo contempla las demandas ya señaladas. “Dentro de todas las cosas, se solicita que a la gente de los taxis y del transporte escolar se les entregue un bono compensatorio que está pendiente”, planteó Aguayo junto con precisar que el monto asciende a 5 UTM, unos $227.485. “Son tres bonos al año, uno en 2015; 2016 y 2017. Eso ya ha sido entregado, al menos a los taxis colectivos”, complementó.

Modernización

De igual modo, Marcelino Aguayo expuso su parecer respecto de cómo ven desde su sector las nuevas tecnologías -tipo Uber y similares- y su adaptabilidad al actual sistema con que opera el sector. “Hay un par de aplicaciones que se trabajan, que han dado resultado, como el pago en línea y la transferencia electrónica. Está todo en un proceso de búsqueda de aplicaciones que nos sirvan para prestar un mejor servicio. El tema nuestro con estas aplicaciones -no normadas-, es porque buscan ingresar vehículos ilegales al transporte público; no tienen revisión técnica, permiso de circulación, -ni- seguro. Estamos en contra de eso, no en contra de la tecnología”.    

60 mil ilegales

El explosivo incremento de servicios considerados ‘ilegales’ pilló desprevenido al gremio de los taxis. “Tener 40 mil vehículos ilegales en Santiago, es una cifra bastante fuerte, teniendo en cuenta que los taxis colectivos en el país, son 60 mil. Entonces, habla de una vulnerabilidad del sistema y una falta de fiscalización brutal de parte del ministerio. A mí me ha tocado un par de veces, que he llamado a algunos radiotaxis y ha llegado un auto de color. He tenido que decirles ‘sabe qué, o me manda un taxi como corresponde, legal, o si no voy a tener que hacer la denuncia’. Tengo compañeros que tienen taxi en el centro y están cansados de entregar patentes de vehículos ilegales que hay en nuestra comuna. No estamos informados de que el Ministerio de Transportes haya encontrado vehículos ilegales prestando servicios de taxi básico, y hay un montón”, enfatizó Aguayo.

No adheridos

Pese a la gran adhesión de choferes, llamó la atención de que no pocos taxistas -y algunos colectivos- se autoexcluyeran de la movilización. Esto, porque lejos de no participar y quedarse en casa, optaron por recoger pasajeros mientras sus pares dejaron de hacerlo, con la consiguiente merma de dinero en sus bolsillos.

Consultado por este medio en cuanto a su parecer por esta situación, Aguayo señaló que “en una democracia, hay gente que está con el derecho a no estar de acuerdo. Es el legítimo derecho que tienen, pero hay una mayoría movilizándose para defender nuestra actividad”, dijo.