Necrológicas
  • Rolinda Alvarez Ovalle
  • René Alarcón Burgos

Arturo Díaz: “Más que concejal, me siento un ciudadano infiltrado en el Concejo Municipal”

Por Diego Fernández domingo 14 de enero del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
534
Visitas

Durante la semana que hoy termina, el concejal y vocero del Frente Amplio en Magallanes, Arturo Díaz Valderrama, se transformó en noticia nacional, luego de que en una decisión personal, optara por donar el polémico bono por asistencia de 360 mil pesos a tres instituciones de Punta Arenas (recibió este “premio” por asistir a más del 75% de las sesiones ordinarias y extraordinarias del Concejo Municipal durante el año).

En entrevista concedida a El Magallanes, Díaz hizo un balance de su primer año como integrante del Concejo Municipal, donde valoró el aporte personal que ha hecho a la ciudadanía, pero también tuvo serios cuestionamientos a cómo se realizó -hasta hace algún tiempo- la política en la región, al acusar que se gastaron más de 40 millones de pesos en viáticos y también denunció que existe un “gran negocio” en el país por las capacitaciones de concejales en el extranjero.

– ¿Cuál cree que ha sido su aporte al Concejo?

– “Estoy bastante satisfecho con el cometido, yo en la campaña cuando conversaba con la gente, le decía que iba a ser la voz de las personas que no han sido representadas en el Concejo Municipal y bajo ese prisma creo que he asumido de buena manera la representación de muchas personas que no tuvieron voz, sobre todo los grupos de trabajadores y los sectores más humildes de la ciudad que muchas veces sus planteamientos no eran escuchados. Igualmente, uno de los temas que he instalado establecer y que me siento muy contento, es la transparencia. Ya sea en todo lo que tiene que ver con el trabajo municipal, como también denunciar algunas cosas que ocurren al interior del municipio o la mesa del Concejo, como muchas leyes que otorgan muchos privilegios a la gente que accede a cargos de elección popular”.

– Pero, ¿cómo es en la práctica ser “la voz de las personas” en el Concejo Municipal?

– “Es que uno se reúne inicialmente con diferentes grupos de personas que tiene algún tipo de problemática que tiene al interior del Concejo y una de las maneras más efectivas es hacerlo públicamente; donde los temas quedan instalados y posteriormente se sigue la temática de lograr una cosa. Por ejemplo en la recolección de residuos sólidos domiciliarios, que asumí un poco la voz de los trabajadores y logramos instalar varios temas y presionar para que los sueldos sean respetados, a pesar que en la licitación no quedó estipulado como hubiese sido lo ideal. En ese sentido se valora que el empresario cumplió su palabra que esto iba a ser así”.

– Sobre este último punto, ¿cómo evalúa el sistema de recolección de basura en sus primeros dos meses?

– “Principalmente, escuchando la voz de la ciudadanía, yo creo que todavía está en una etapa de adaptación. Al inicio hubo algunos problemas con los horarios y con los recorridos, pero en la actualidad es algo que se está normalizando. Por lo tanto, la evaluación de la comunidad es positiva. En cuanto a los cachureros y sobre el ejercicio que se hizo la semana pasada en Las Naciones fue bien evaluada. Esto es bastante necesario, el hecho que se realice el recogido de los cachureos que no son llevados por los camiones habituados”.

Transparencia

– En la última sesión del Concejo Municipal, planteó la necesidad de transparentar la asistencia a las comisiones. ¿Por qué hizo esta propuesta?

– “Es súper importante que la gente sepa que lo único que obligatoriamente los concejales debemos cumplir es la asistencia a las sesiones ordinarias y extraordinarias, que generalmente son de 3 a 4 por mes. Pero paralelamente se desarrollan comisiones, existen de salud, infraestructura, medio ambiente, cultura, educación y son más de diez; bajo mi punto de vista, se desarrolla trabajo importante que dota de insumos técnicos para afrontar la discusión en el Concejo Municipal, que donde se nutren de conocimientos a través de diferentes temas. El año pasado se realizaron cerca de 85 reuniones de comisiones y en algún momento yo hice una estadística con la asistencia a las comisiones y la di a conocer. Esto generó un impacto en la comunidad, que unos sintieron que había que presionar más la asistencia y también en ese debate que fue público, mucha gente pidió que sea pública”.

– ¿Puede hacer más eficiente las sesiones de Concejo si se asiste a las comisiones?

– “En las comisiones tratamos los macro temas que se van a tratar en la sesión de Concejo. Por lo tanto, todo lo que son las dudas, consultas y discusiones se dan en forma previa. Uno llega ya con conocimiento de causa a lo que va a votar. También ocurre que en las comisiones se tratan diferentes temas en los cuales no hay acuerdo y esa discusión se traspasa al Concejo Municipal. Entonces hay temas que son menores en que es fácil llegar a acuerdos y esa discusión se da en forma previa. Hay muchos temas que se tocan ahí, uno se reúne con los directores de servicio, agrupaciones, dirigentes sindicales y se va nutriendo del conocimiento, por lo que ayuda a tomar mejores decisiones”.

– ¿Debiesen ser concejales a tiempo completo y obtener una mayor dieta mensual?

– “Es un tema altamente complejo porque se pueden tomar desde varias aristas. Si uno analiza la Ley Orgánica Municipal, las atribuciones de los concejales son mínimas, las atribuciones son meramente alcaldicias. El alcalde puede tomar decisiones sin consulta y no tiene por qué preguntar. Por lo tanto, mi experiencia en este año es que si se dedica puede lograr cosas y hacer bien la pega. En mi caso particular, claramente mi sistema de trabajo -que es de turnos (es enfermero del Samu)- me beneficia para hacer el trabajo de concejal. Pero para un concejal que tiene su jornada laboral completa, indudablemente que el tiempo que le queda es poco”.

– María Teresa Castañón cuestionó el hecho de hacer público su donativo de los 360 mil pesos de la asistencia en enero. ¿Qué te parece todo esto?

– “El año pasado, presenté en cuatro oportunidades, al interior del Concejo Municipal, la improcedencia de los concejales que recibamos este bono que es legal, pero a la vez es altamente injusto, porque nos pagan por asistir al 75% de las sesiones. Hay personas que siguen los Concejos Municipales y estaban al tanto de esta denuncia que yo hice permanentemente. Cuando llegó la cantidad de dinero, se me preguntó qué hice con la plata si no la quería recibir y obviamente di a conocer qué hice con el dinero. Aunque yo creo que la discusión de fondo es otra, que es cómo toda la clase política somos capaces de abortar estas malas prácticas -que son legales- en la cual yo le puedo preguntar a cualquier persona en Chile, ¿le pagan por asistir al 75% de su trabajo? La respuesta es no y probablemente pierda su trabajo. Entonces la pregunta que yo me hago, es por qué nosotros debemos aceptar eso. Yo pienso que no es correcto y no sólo eso, hay una serie de cosas que yo he planteado, por ejemplo los viáticos. Desde mi punto de vista deben ser rendibles, puesto que se deben presentar las boletas y si quedan excedentes, ese debe quedar integrado al municipio. Hoy en día estamos con un déficit importante de dinero, yo no concibo que un concejal se vaya a capacitar y que vuelva con dinero en el bolsillo. Yo he participado de una sola capacitación en Puerto Natales y me pagaron un viático de 110 mil pesos y gasté $15 mil. Lo restante lo doné a una agrupación cultural y lo hice saber en el Concejo, porque es una manera de transparentar de cómo se utilizan los recursos que son de todos los habitantes de Punta Arenas”.

“Ciudadano infiltrado”

– Hoy en día se vive una crisis importante en la clase política, más bien de desconfianza hacia ellos. ¿Será por esto mismo? ¿Por los privilegios que tienen al ser elegidos por la ciudadanía?

– “Más que concejal, me siento un ciudadano infiltrado en el Concejo Municipal. Lo digo porque personalmente -siendo que participo muchos años en política- jamás había sabido de este famoso bono. Nunca se había dado a conocer y es bueno que se haya dado este tipo de prácticas que son legales, pero no son justas. A nivel nacional existe un tremendo negocio con lo que es las capacitaciones de concejales, si uno revisa el correo de concejal, en enero y febrero hay cursos de una semana en Cuba o Colombia y que uno puede optar perfectamente. Creo que la presión que he puesto en este tema, es que el año recién pasado nadie viajó al extranjero. Hay colegas que también creen que es malgastar recursos, pero si se analiza en períodos anteriores, se gastaban cerca de 40 millones de pesos en viajes y capacitaciones. El ejercicio es el siguiente, se viaja al extranjero, llega un viático que es más grande por viajar allá y aprovechas de conocer”.

¿Cómo es su relación con el alcalde? Porque en posiciones políticas son bastante opuestas.

– “Diría que la relación con Claudio Radonich es buena, en el sentido que tenemos una relación de respeto y los dos tenemos claro que hay algunas situaciones que ideológicamente tenemos conceptos distintos, pero sí cuando hemos tenido que trabajar en conjunto por el bien de la comuna lo hemos hecho dejando atrás las diferencias políticas. Personalmente en ese aspecto, valoro la capacidad de trabajo que tiene él; aunque sí lo critico y él lo sabe, es la poca consideración que tiene con los concejales en algunos temas importantes.

“Creo que en cuanto a la participación del órgano colegiado que es el Concejo Municipal, falta más integración con el alcalde. En algunas decisiones que son importantes para la ciudad, insisto que no es considerada nuestra opinión y eso lleva que algunos proyectos que pueden ser potenciados, que podrían ser apoyados fuertemente por todos, pierden fuerza. Por lo tanto, esa es una de las falencias que algunas cosas que queden en el tintero”.

  ¿Aspira a ser diputado, senador, consejero regional o alcalde?

– “En cuanto a ser core lo tendría que pensar, pero el resto digo abiertamente que no. La pega de concejal me gusta mucho porque tiene mucho contacto ciudadano y lo que es súper importante, cuando se logran instalar temas pueden cambiar algunas cosas en las vidas de las personas y eso es lo que a mí me mueve esto.

“En cuanto a ser alcalde, no es algo que me llame la atención, ahí hay una serie de factores personales. Mi trabajo en el Samu es parte importante de mi vida y en este momento la pega de concejal me encanta. Además y muy humildemente, creo que he hecho mi trabajo bien”.

– Hablando sobre política, ¿cómo el Frente Amplio enfrentará el próximo 11 de marzo con el gobierno de Sebastián Piñera?

– “Nosotros estamos en política para construir un país mejor. Indudablemente esto va relacionado con la relación con la alcaldía; de como yo concejal del Frente Amplio tengo con el alcalde. Si hay temas que van en beneficio de la ciudadanía, no se va a entrar en conflicto con el gobierno. Si bien el análisis preliminar, es que tenemos muchos puntos de desencuentro, por lo que vamos a hacer claramente oposición. No queremos más AFP, salud digna, queremos acabar con la mercantilización en la educación, queremos profundizar en derechos sociales y mucho más.

“Tenemos claro la responsabilidad, nos transformamos de hecho en una fuerza política muy importante en el país, con la Nueva Mayoría todavía no se sabe qué pasa, algunos han dicho que ya se acabó y es responsabilidad nuestra, de cómo conducir los procesos de cambio que el país necesita”.