Necrológicas
  • Bernardo Soto Gonzalí

Mujer afectada por incendio: “No se salvó nada, todo se quemó; sólo queda empezar de cero”

Por La Prensa Austral jueves 11 de junio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
602
Visitas

Por más de 40 años habitó Eliana Macías Alvarado la vivienda de calle Fernando Márquez de la Plata que el martes resultó destruida a causa de un voraz incendio. Ayer, acompañada de sus familiares, retiraba los escombros de lo que fue su hogar, donde crió a sus hijos y donde hace algunos meses había logrado concretar el sueño de iniciar un pequeño taller de costuras. Sin seguros y con poco y nada de recursos, la mujer señaló a La Prensa Austral: “No queda otra, tendré que comenzar de cero”.

De acuerdo a las primeras diligencias investigativas, la mujer fue informada que el fuego se habría originado por un desperfecto eléctrico en un antiguo televisor que funcionaba en el costado sur de la vivienda, emplazada en el sitio interior del Nº1910 de Márquez de la Plata.

Absolutamente nada se salvó del fuego, de hecho, ayer, la mujer vestía la misma ropa del día anterior.

Recordó el llamado telefónico que le avisó que su casa se estaba quemando, a lo que no daba crédito, pensando sólo en la salud de su nieto, quien a menudo iba a su casa, la que se encuentra colindante a otros familiares.

“Doy gracias que al niño no le pasó nada, ya que yo creía que él estaba en mi casa. Estaba desesperada, casi me desmayé, y cuando llegué y vi lo que había pasado pensé que me iba a morir. Son muchos años de esfuerzo, ahora último me había propuesto ‘amononarla’, e incluso había podido comprar mi máquina de coser… todo destruido”, comentó.

La mujer, quien trabaja como asesora del hogar, no cuenta con grandes ingresos, mucho menos con seguros comprometidos, por lo que espera, de a poco, construir una pieza junto a la casa de su familia, para volver a empezar.

Agradeció las muestras de afecto, tanto de sus familiares y vecinos, como de su jefa, e hizo especial énfasis a la rápida acción de Bomberos, ya que pese a perderlo todo, reconoció que de no haber intervenido prontamente, la otra vivienda también habría corrido la misma suerte. “Si esto hubiese sido de noche, habría sido una tragedia”, aseguró.

La mujer, de 64 años, hizo público su número telefónico 94262026, para quienes quisieran tenderle una mano ante tal apremiante situación.