Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia

Multifacética estudiante brilla en la Escuela Villa Las Nieves

Por La Prensa Austral sábado 20 de mayo del 2017

Compartir esta noticia
3.479
Visitas

Kathalina Parra Vargas, alumna del octavo B

Canto, declamación, teatro, baile son algunas de las áreas en que destaca esta alumna, hija de profesores, que además, tiene promedio 6,8 y es secretaria de su curso

Fotos Cedida por la Escuela Villa Las Nieves / Rodrigo Maturana

Al decir de la directora de la Escuela Villa Las Nieves, Hilda Iribarren, “La Kata está en todas”. Es que Kathalina Montserrat Aracelli Parra Vargas, estudiante del octavo B, parece tener una energía y entusiasmo inagotables. Hija de dos profesores, Julia Vargas Bahamonde (docente en la Escuela Pedro Sarmiento de Gamboa) y de Ricardo Jara Aguila (en la escuela de Villa Tehuelches), la joven tuvo una excelente base formativa que ahora le permite participar en cuanta actividad hay.

El año pasado llegó a la Escuela Villa Las Nieves, proveniente de Cerro Sombrero, donde ya dio que hablar por sus capacidades artísticas y su disposición a participar. Pero en Punta Arenas, esos intereses se incrementaron y le han servido para convertirse, en poco tiempo, en una de las más destacadas estudiantes de su escuela.

Concursos de canto, deletreo, declamación, participación en obras de teatro, son solamente algunas de las actividades en las que ha puesto su talento, las que, no obstante, no han mermado su rendimiento académico, puesto que su promedio de notas es de 6,8.

Pese a todo esto, conserva una sencillez que la hace casi no darse cuenta de todo lo que ha logrado. Esa cualidad también hace que sea muy querida por sus compañeros.

Entre los éxitos que recuerda, destaca que “en canto participé en festival de San Gregorio dos veces, y en ambas saqué el primer lugar. Después he ido a varios encuentros de teatro, en San Gregorio igual, donde sacamos primer lugar; el año pasado hicimos una presentación de teatro aquí y también nos fue muy bien. También fui al concurso de deletreo el año pasado y saqué el primer lugar”. Y la próxima semana, asistirá a la séptima versión del concurso “Declamando la Patagonia… versos que lleva el viento”, que se desarrollará el próximo jueves en el Instituto Superior de Comercio, donde Kathalina Parra adelantó que recitará una poesía del recientemente fallecido escritor Marino Muñoz Lagos.

No es lo único en cuanto a las artes escénicas. “Practico danza en el grupo Star dance, que ensayamos en el gimnasio del Colegio Miguel de Cervantes. Empecé en abril. En canto también fui a las audiciones del Festival Domingo Savio y hago pom pom, también”. Además, el año pasado asistió a la Casa Azul del Arte. “Este año volveré a inscribirme. Estuve en Danza contemporánea y en el grupo de maquillaje”, recordó.

Pero si hay algo que disfruta particularmente es cantar. “El año pasado había coro en el colegio y ahí participaba, pero ya no hay. Me gustan las canciones que son lentas, el reggeatón no, no me gusta, pero sí canciones más lentas, salvo para la danza, que me agrada ahí algo más rápido”.

Tanta actividad no obstante, no le ha impedido dejar de lado las clases y su curso. Al respecto reconoce que “no he tenido problemas para compatibilizar el estudio y las actividades porque sé organizarme bien. Soy secretaria de mi curso y también fui presidenta, pero en el anterior colegio; también he sido tesorera, vicepresidenta. Siempre he sido así, participando en muchas actividades, así que sé manejarlo”, admite Kathalina.

En cuanto a notas, Lenguaje, Matemática y Música son los ramos que más le entusiasman, y por el contrario, Historia y Ciencias Naturales, si bien tiene buen rendimiento, no son de su gusto. Curiosamente, su padre es profesor de Inglés e Historia y su madre, se ha especializado en Ciencias Naturales para enseñanza básica, situación que ella toma con humor.

Mientras se prepara para su concurso de declamación, Kathalina Parra espera participar en eventos musicales durante este año así como en otra prueba de deletreo. Y ya tiene claro lo que quiere afrontar el próximo año, cuando esté en la enseñanza media, e incluso lo que será su vida universitaria. “Quiero ser pediatra, y una vez que termine octavo, voy a postular al Liceo Juan Bautista Contardi, María Auxiliadora y a otro más que aún no decido. Aunque mi idea igual es seguir con la parte artística. Me gusta cantar pero de forma paralela a lo que sería mi carrera, no dedicarme exclusivamente a la música. Acá podría desarrollarlo bien, por las academias que hay”, estima finalmente la estudiante, que junto a su familia y su hermano menor, viven en el sector de Villa Las Nieves.