Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera

Natalina de 6 años recibió trasplante de médula para superar una leucemia mieloide aguda

Por La Prensa Austral sábado 15 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
775
Visitas

Está internada en el Hospital Luis Calvo Mackenna.

Luego de luchar por años contra una leucemia mieloide aguda, Ema Duamantes Célis, de 6 años, recibió el anhelado trasplante de médula en el Hospital Luis Calvo Mackenna, en la capital. El procedimiento médico realizado durante la mañana de ayer, permitirá a la niña natalina superar el complejo diagnóstico que hasta ahora la obliga a estar en permanentes tratamientos médicos y controles.

Con la esperanza de que el trasplante se traduzca en el resurgimiento de una nueva vida, llena de salud y alegría, la mamá de Ema, la periodista Ingrid Célis, señaló que le trasplantaron dos cordones, procedimiento que tuvo éxito y que ahora sólo resta esperar su evolución. “Son varias semanas porque para recibir el trasplante la médula debe estar en cero”, afirma la madre.

Ahora la niña pasará por un período muy complejo porque tiene las defensas bajas, al igual que las plaquetas, aunque cabe esperar las reacciones que tendrá el cuerpo frente al trasplante. Son alrededor de 15 días para conocer los resultados de esta intervención, siendo menester aguardar que la médula comience a trabajar, proceso que podría ser más largo debido al complejo diagnóstico.

“Hay que tener un cuidado extremo con ella y una higiene muy buena para evitar las complicaciones, esto mientras estamos a la espera de que la médula comience a reaccionar”, afirma Ingrid.

Ema nació con síndrome de Down y a los tres años fue diagnosticada con leucemia mieloide aguda. Al nacer tuvo una leucemia, la que es transitoria en este tipo de casos. Después se mantuvo en controles sin problemas hasta que cumplió los 3 años, cuando el hemograma salió tan alterado que la derivaron de inmediato al Hospital Regional de Valdivia, donde se reafirmó que tenía leucemia. Así comenzó nuevamente el tratamiento controlándose en Valdivia y en el Hospital Clínico, en Punta Arenas.

El trasplante de médula fue rápido, el proceso de preparación duró poco más de media hora. Ahora la familia está confiada en Dios de que el procedimiento tendrá éxito.

Desde el diagnóstico de cáncer, Ema y su familia se han enfrentado a un proceso agotador, que implicó dejar su casa en Natales y muchas horas de trasnoche. Esto ha demandado muchos sacrificios en pos de una meta, que la pequeña Ema pueda recuperar su salud y ser la niña juguetona, de sonrisa contagiosa y traviesa que siempre ha sido. “Al final toda la lucha y todos los sacrificios son para que ella sea feliz, porque ningún niño merece pasar y vivir todo lo que ella ha pasado”, relata la madre.

Un trasplante de médula ósea es un procedimiento que reemplaza las células madre defectuosas de la médula ósea de una persona. Antes de someterse a un trasplante, se necesita quimioterapia y posiblemente radiación. También suprime el sistema inmunitario del cuerpo para que no ataque a las nuevas células madre después del trasplante. Este procedimiento se realizó en el Hospital Luis Calvo Mackenna.

“Estamos en el límite de edad y de acuerdo a las estadísticas estamos en un momento en que nos va a ir bien, después es más complejo, cuando son más grandes el proceso es más difícil”, concluyó Ingrid Célis.