Necrológicas

Natalino doma las aguas abiertas y se prepara para cruzar el canal de Chacao sin traje de neoprén

Por La Prensa Austral domingo 16 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
110
Visitas

Ha pasado casi un año desde que el natalino Juan Cuyul Oyarzún (25) tomó una de las decisiones más importantes de su vida: aventurarse en el nado de aguas abiertas, disciplina consistente en usar las propias potencialidades físicas para surcar lagos, ríos, lagos, lagunas o directamente porciones de mar, todo a merced de un ambiente totalmente natural –distinto de uno controlado como en las piscinas- y donde –asegura- el afán no es competir contra otros, sino consigo mismo y sus limitaciones.

“Acá es importante decir que, si bien hay una norma internacional que en cierto modo obliga el uso de un traje de neoprén cuando el agua está bajo los 17 ºC, en mi caso y como parte de mi propia exigencia, no uso esa implementación y eso independiente de qué tan fría esté. De hecho, nado sólo con traje de baño, gorro y lentes, como si estuviera en una piscina”, señaló en visita a El Magallanes.

A la fecha y desde que comenzó esta escalada de metas, cuenta que su primer circuito de relevancia ya está cumplido e irá por más. “En mayo, logré cruzar el canal Beagle, fueron 1.635 metros que me tomó 34 minutos con 30 segundos recorrer y donde, pese a los 5 ºC del agua, logré unir la isla Gable –por lado argentino- con la isla Navarino. Fue una gran experiencia que me permitió preparar el ánimo para dos desafíos más. El próximo consiste en cruzar el canal de Chacao, que separa la isla Grande de Chiloé con el continente. Hasta ahora y siempre que las condiciones no cambien, los mejores días según la tabla de marea son entre el 17 y el 20 de septiembre, por lo que ya pedí autorización a la Capitanía de Puerto de Ancud para llevar a cabo esta prueba. Son cerca de 3 mil metros de distancia entre ambos puntos y sólo de ida, así que calculo que debiera tomar una hora realizar ese trayecto”, precisó.

Estrecho de Magallanes

Pero la elección del canal de Chacao no es al azar. “Sucede que, independiente de la temperatura del agua en esa zona, que es de unos 11 ºC, lo importante es que sus corrientes son similares a las que hay en mi próximo y más grande objetivo: el estrecho de Magallanes. Aquí la dificultad es mayor porque, a decir verdad, al margen de que las temperaturas son similares, de entre 7 ºC y 10 ºC, la distancia es mucho mayor. Son cerca de cinco mil metros. Entonces, obviamente, estamos hablando de que las condiciones extremas se acentúan más que en la Décima Región. Después de esto sé que vendrán nuevas oportunidades, pero -como digo- todo paso a paso”, dijo precisando que durante la travesía en el canal de Chacao será acompañado por una embarcación de apoyo que irá a no más de siete metros de distancia, en la que irán un salvavidas y un paramédico.