Necrológicas
  • Rubén Cárdenas Oyarzún
  • Sonia Iris Peña Martinic

Neumáticos y parabrisas en mal estado en buses interurbanos lideran infracciones de Transportes

Por La Prensa Austral jueves 6 de diciembre del 2018

Compartir esta noticia
205
Visitas

Resguardar las condiciones de seguridad en las que se trasladan nuestros habitantes es una de nuestras prioridades. Es así que a la fecha ya hemos realizado un 12% más de fiscalizaciones en comparación al mismo período de 2017”, señaló el seremi de Transportes, Marco Antonio Mella Bórquez, quien dio a conocer ayer en el Terminal Interurbano de Buses Mina Loreto, el balance correspondiente al programa de fiscalización de la cartera desde enero a la fecha.

En la región se practicaron más de 11 mil fiscalizaciones a vehículos particulares, de carga y de traslado de pasajeros, lo que representa un 12% de incremento interanual. “Nuestro trabajo continuará, por lo que hacemos un llamado a todos los conductores a chequear constantemente las condiciones y estado de sus vehículos, donde por ejemplo, hemos detectado principalmente infracciones en neumáticos y parabrisas en mal estado”, afirmó el personero, enfatizando que los controles tienen como finalidad central, verificar que se cumplan las condiciones de seguridad a bordo, al igual que el ámbito documental.

Al ser consultado por las faltas predominantes en el transporte urbano mayor, en particular aludiendo a las micros de Vía Austral, giran en torno al incumplimiento de frecuencias, mientras que en el caso de los taxis colectivos, prevalecen las fallas en términos del porte de documentación y completar los recorridos.

En tanto, de las 11 mil fiscalizaciones, un global de 950 han derivado en multas. “Ahora bien, los cumplimientos han ido mejorando y el hecho de aumentar los controles, no hace más que transmitir mayor tranquilidad a los pasajeros”.

La autoridad agregó que la ciudadanía puede concurrir a las dependencias de la Seremi regional para canalizar denuncias de servicios de transportes de pasajeros que incurran en prácticas que pongan en riesgo la seguridad de los usuarios.