Necrológicas
Jueces lo absolvieron de la acusación de darse a la fuga

No bastó pedir disculpas para que chofer haya sido condenado por grave atropello frente a la Barra-K

Por La Prensa Austral sábado 6 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
496
Visitas

Alejandro Hernández Díaz podría sumar otros cinco años de cárcel a las condenas que ya cumple.

Quiero pedirle disculpas a la víctima, nunca fue mi intención causarle daños, fue producto del exceso de alcohol, porque estaba pasando por una depresión muy grande, ahora me están ayudando en la cárcel con psicólogo”, fueron las palabras pronunciadas al cierre del juicio por Alejandro Hernández Díaz conductor que, en estado de ebriedad, arrolló a un grupo de personas que fumaban en la vereda, frente al pub la Barra-K, en calle Pedro Montt, dejando con lesiones gravísimas a una joven madre de 27 años.

Por uno, de los dos delitos que la Fiscalía lo acusaba, fue condenado ayer Hernández, siendo considerado culpable por los jueces del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal como autor de manejo en estado de ebriedad sin haber obtenido licencia causando lesiones graves gravísimas, ilícito respecto del cual el órgano persecutor pretende una pena de 7 años de cárcel. Los magistrados dieron por no acreditado el delito que se le imputaba de darse a la fuga del lugar del accidente, delito por el cual el fiscal regional Eugenio Campos, solicitaba otros 5 años.

“Los jueces estimaron que no se configuró este delito (darse a la fuga), ya que la declaración de una testigo daba cuenta que tras el atropello quería detenerse, pero al ver que una turba de personas quería ajusticiarlo, continuó su marcha, entregándose a Carabineros en la calle siguiente”, expuso el defensor Guillermo Ibacache, quien adelantó que estudiaría la sentencia para un eventual recurso de nulidad, dado que, a su parecer, no estaría acreditado que las heridas sufridas por la víctima fueran del tipo “gravísimas”.

Hernández, fue llevado a juicio por los hechos acaecidos en la madrugada del 27 de marzo pasado, cuando guiando un automóvil Hyundai Elantra por calle Pedro Montt, se subió a la vereda norte, embistiendo a un grupo de personas, aplastando con su auto a la joven Anyela Aguilar Núñez, quien resultó con graves heridas que la mantienen hasta el día de hoy con secuelas en su movilidad. Se acreditó durante el juicio que conducía con 1,7 gramos de alcohol por litro de sangre.

Por su parte, el fiscal Campos se manifestó conforme con la resolución, considerando que por el sólo ilícito que se condenó el acusado arriesga una pena que parte en los 5 años y un día. Además, fue enfático en señalar que “estos hechos no son accidentes, el conducir ebrio es un delito, provocar lesiones es un delito, y la Fiscalía con fuerza perseguirá estas conductas que lamentablemente durante el primer semestre han cobrado diversas víctimas en la región”.

Cabe señalar que la pena que impondrán los jueces al condenado, la que se conocerá el 10 de agosto, se sumará a los 6 años que recibió por otro delito en el cual tuvo participación, y a los 541 días que le aplicaron ayer, por un delito de manejo en estado de ebriedad sin tener licencia, hecho por el cual también enfrentó juicio oral esta semana.