Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica

Emilio Aguilar: “No compartimos que el alcalde quiera imponer una reestructuración en el municipio de forma apresurada”

Por Andrea Coñuecar miércoles 1 de marzo del 2017

Compartir esta noticia
194
Visitas

Aunque comparten la visión respecto a que el municipio de Punta Arenas está ‘al debe’ en varias modificaciones en su estructura -tal y como lo ha señalado el alcalde Radonich- las discrepancias surgen al momento de plantear los plazos en los cuales se puede llevar adelante esta propuesta. Y en este aspecto, el integrante del directorio de la Federación de Trabajadores Municipales de Magallanes y Antártica Chilena (Fetramumach), Emilio Aguilar Alvarado, afirmó que esperan que el nuevo organigrama que impulsa la actual administración municipal sea consensuado con los gremios.
“Queremos un nuevo organigrama municipal, pero que no sea elegido ‘a dedo’, como ha sucedido eternamente, bajo las administraciones anteriores. Y en este aspecto, si bien, estamos de acuerdo en que el municipio efectivamente requiere cambios, no compartimos que el alcalde quiera imponer una reestructuración de forma apresurada”, expresó Aguilar en alusión a la propuesta sobre el nuevo esquema que el alcalde Radonich y su equipo jurídico pretenden implementar, en atención a las observaciones que la propia Contraloría ha efectuado, sobre todo en lo que dice relación con la sobredotación existente en la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), y la necesidad de descomprimir dicha instancia, creando nuevos departamentos.
“Sabemos que la Contraloría ha emitido un pronunciamiento, respecto a la necesidad de que el municipio de Punta Arenas genere una nueva estructura. Sin embargo, así como el alcalde atiende a la observación que hizo el ente contralor, acerca de la excesiva concentración de personal que hay en Dideco, también debió haber esperado que el Concejo Municipal aprobara la propuesta del nuevo organigrama, antes de instalar a un encargado de Relaciones Institucionales (en alusión al funcionario Nicolás Cogler), cargo que está dentro de las funciones insertas en alcaldía. Sólo agregar que la Contraloría también ha establecido claridad respecto a que los sueldos de los funcionarios municipales deben estar igualados a las funciones para las cuales se los contrata. Si el alcalde Radonich no ha prestado efectiva atención a lo dictaminado por el ente contralor, no puede ahora intentar imponer una modificación, basado en lo que establece dicho organismo, porque la Contraloría no es un ente resolutivo”, afirmó Emilio Aguilar.
En la misma línea, el dirigente afirmó que “tal y como está presentada la propuesta de modificación, sería irresponsable que el Concejo Municipal de Punta Arenas la aprobara”. Y en este aspecto, el integrante de Fetramumach, afirmó que si no se considera la visión de los trabajadores municipales, “el alcalde Radonich tiene el riesgo de replicar la conducta de quienes le precedieron. Algo que sería lamentable”, concluyó.