Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Diputado Morano: “No creo que hayan camaradas míos buscando vengarse de mí”

Por Carolina Ruiz miércoles 28 de diciembre del 2016

Compartir esta noticia
218
Visitas

Dice no sentirse representado por la lista que encabeza la actual presidenta de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, y, en este sentido, gestionó la visita a Magallanes de su par, el diputado Víctor Torres.
El representante de la región en la Cámara Baja, Juan Morano, ha sido enfático en que no apoyará la candidatura de Goic a la presidencia nacional de la DC, porque, a su juicio, el partido no puede presentar un candidato que vaya directo a ‘primera vuelta’ sin haber pasado antes por elecciones primarias, dado que eso significaría entregarle el gobierno a la oposición.
Los análisis de ambos personeros indican que el objetivo de la lista que lidera la senadora es que la DC se termine desmarcando de la Nueva Mayoría, lo cual Morano y Torres no comparten.
– Usted está respaldando la candidatura de Víctor Torres, ¿también es partidario de que la Nueva Mayoría siga como está?
– “Yo no sé qué conglomerado vamos a tener ni cómo se va a llamar, pero tenemos que seguir trabajando por lo que queremos: un Chile más justo, más solidario, con cambios de mayor profundidad. Somos un partido de vanguardia, respecto que la Democracia Cristiana fue un partido pionero en las grandes transformaciones del país: la reforma agraria, la primera reforma educacional, la reforma tributaria (…). Entonces, yo siento que eso es lo que la gente quiere de la Democracia Cristiana: un partido perfilado por la justicia social, por las transformaciones democráticas, y no lo tenemos cuando queremos encerrarnos en nuestra caparazón, en nosotros mismos y buscar el camino propio. (…) No darse cuenta de eso hoy, no asumir que la historia es distinta, pero que el instrumento que es el partido tiene que estar acorde a esa nueva historia, es un error. El problema ni siquiera es Carolina Goic… Carolina Goic, cuando yo la analizo en sus actuaciones políticas, concuerdo plenamente. Pero hay gente en su entorno, hoy hay compañeros de lista, que siguen diciendo: ‘Vamos por el camino propio, lleguemos con un candidato hasta el final, lista parlamentaria separada’ (…)”.
– ¿Por qué cree que ellos optan por ese camino si es más riesgoso?
– “Yo creo que ellos tienen una percepción equivocada de la realidad, en el sentido que la DC tiene buenos brotes de figuras públicas. Si yo me corro en el tiempo 15 años para atrás, yo encontraba diez demócratas cristianos situados en los top 20 de la política nacional, precandidatos a la presidencia, lleno. Hoy son escasos los que marcan o están empezando a marcar 1 punto o 2. Querer acelerarlos, poniéndolos en una olla a presión o en un invernadero para que broten antes, los vamos a quemar, no van a madurar lo suficiente, no va a ser un fruto delicioso. Va a ser un fruto cocido artificialmente, entonces yo creo que ellos están francamente errados. Están percibiendo una realidad que no existe. Hay camaradas nuestros, parlamentarios como nosotros, que creen que es posible llevar cinco candidatos presidenciales y una lista única parlamentaria, y eso no es cierto, no es posible. Ya nos comunicaron que no es posible. (…) Para eso instalamos y creamos las primarias, incluso partiendo voluntariamente en primarias, como lo hicimos en Magallanes muchas veces (…)”.
– Se sabe que en política cuando no hay ciertos respaldos, éstos se cobran. ¿A usted no le causa temor que el apoyar una opción distinta a la de Carolina Goic podría generar algún tipo de consecuencia en el apoyo a su candidatura a la reelección?
– “Me da lo mismo. Yo no actúo en política por las consecuencias que pueda tener, sino, hubiera esperado que otros derrotaran la dictadura, me hubiera quedado en mi casa esperando que lo hagan. Menos le tengo temor a mis camaradas, no creo que hayan camaradas míos buscando vengarse de mí… Quiere decir que no son mis camaradas, aunque militen en el mismo partido. Y si fuimos capaces de no tenerle miedo a los militares y al gobierno militar, con mayor razón no le voy a tener miedo a alguien que yo crea o suponga que va a hacer algo. Yo creo que eso no existe. Entiendo lo que tú dices, porque he escuchado gente que lo siente así, pero a mí me parece inconcebible en política, menos al interior de un partido, que haya presiones de algunos sectores diciendo: ‘Ojo que te puede pasar algo’. Lo terrible es que hay gente que así lo siente y si lo siente es porque alguien está ejerciendo esa presión. No es mi caso”.
– Yo le pregunto porque ha trascendido que como Eugenia Mancilla apoyó a Carolina Goic, se podría convertir en su eventual candidata a diputada y, de esta manera, en su competencia.
– “Bueno, pero la democracia es con competencia. Yo no tengo problema en competir con quien sea. De hecho, hoy si tú me preguntas, lo único que yo quisiera es una primaria, si es que eso va a despejar las dudas. Pero tampoco voy a pedir para mí menos de lo que tengan los demás parlamentarios de la Democracia Cristiana. Y estas reglas son para todos, no son para uno. Pero hay que pensar además que el tema no es tan sencillo. Si vamos en una lista, necesitamos cuatro candidatos, de los cuales dos tienen que ser mujeres. Entonces, de ahí parte la cuenta. (…) Yo no veo el problema. Yo fui la persona que le pedí a Eugenia Mancilla, yo le llevé los papeles para inscribirla de precandidata. Porque el realismo en política es importante y eso puede darse”.