Necrológicas
  • Josefina del Carmen Paredes Olavarría
  • Andrés Gatica Polette

No hay avance en conflicto entre trabajadores de Coca Cola y empresa

Por La Prensa Austral jueves 15 de agosto del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
564
Visitas

Sin resultados en la mesa se encuentran los cerca de 60 trabajadores sindicalizados de la Embotelladora Coca Cola Andina de Punta Arenas -ubicada en la intersección de las calles Ignacio Carrera Pinto con Zenteno- que desde el viernes pasado se encuentran en huelga legal tras no llegar a un acuerdo satisfactorio en la negociación colectiva con la empresa.

Ayer el tesorero del bloque dirigencial, Luis Aguayo López, representó la molestia que sienten los ahora movilizados, toda vez que sienten un desdén y nulo interés por parte de la compañía, de atender sus requerimientos, aduciendo ésta que los números no dan, aun cuando en el primer semestre la firma cerró con un crecimiento a nivel país en el orden del 29,5%. “No nos quieren escuchar. Desde hace dos negociaciones que veníamos con un reajuste de un 10% en las remuneraciones y ahora se niegan rotundamente a entregarlo. Y la razón que aducen es que están mal, pero nosotros sabemos que no es así, han tenido tremendas ganancias. Aparte, afirman que nuestros sueldos están sobrevalorados en el mercado, que ellos pagan las remuneraciones más altas en Punta Arenas, lo que también es falso. El promedio es de $430 mil y el aumento solicitado significarían unos $10 mil más por tres años hasta la próxima negociación”.

Los puntos de la discordia

Agregó que la empresa no está dispuesta a conversar, pese a que de los 25 puntos que contemplaba el proyecto de contrato colectivo, quedaron sólo en el debate, tres. “Además del aumento porcentual de los sueldos base, está el incremento del bono de colación y el bono de término de negociación colectiva, en ninguno de los cuales se ha avanzado”.

Junto con ello, Aguayo remarcó que “no sé cómo pueden decir que están mal si cada vez fabrican más. Antes había una máquina que soplaba 2 mil botellas a la hora, pero desde hace dos años tienen otra que produce 6.500 a la hora. Entonces, el mercado en Punta Arenas ha crecido”.

Iván Valdenegro Muga -socio del sindicato- complementó diciendo que con la huelga en marcha, son seis camiones diarios los que no están saliendo a brindar abastecimiento a empresas, negocios de barrios e instituciones, entre otros destinos adheridos, incluso fuera de la ciudad. “Con lo que están perdiendo en producción, les alcanzaba para pagarnos lo que solicitamos. Esto afecta a nuestras familias pero parece que eso no le importa a la empresa. Es más, veo bastante gente joven que llega ilusionada a iniciar una vida laboral y los tienen coartados. Me llama la atención que Recursos Humanos no tenga capacidad de dimensionar este asunto”.

“Empresa no está quebrada”

El presidente del sindicato, Carlos Toro Veas, planteó enfáticamente que si bien en ocasiones anteriores las negociaciones llegaban a puerto, en la presente está pasando “una cosa muy rara”. “No entendemos qué está pasando. Ellos nos muestran que la empresa está prácticamente quebrada y eso no es verdad porque hace 15 días el gerente general de la compañía dio a conocer a La Tercera las utilidades que tuvo el primer semestre del año. Es una lástima y más todavía si nos fijamos en la pésima propuesta de la empresa para uno de los tres puntos que expusimos, que es la alimentación, respecto de la cual los trabajadores reciben $32.000 mensuales. Esta vale $3.500 diarios promedio en el mercado de Punta Arenas y ellos nos ofrecieron poco más de $1.700 de aumento diario, lo que significan en definitiva como $57 diarios de incremento real. En cuanto al bono por término de conflicto, estamos pidiendo entre $200.000 y $1.200.000 según la antigüedad de los trabajadores. Los que más años llevan no son más de siete personas”.